Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP tiene en sus manos el aval a la prórroga de los Presupuestos

Coscubiela contradice a Rabell y se abre a votar en contra de mantener las cuentas

El diputado de la CUP, Albert Botran, acompañado de la nueva diputada, Mireia Boya, en una conferencia de prensa en el Parlament.
El diputado de la CUP, Albert Botran, acompañado de la nueva diputada, Mireia Boya, en una conferencia de prensa en el Parlament. EL PAÍS

El Gobierno de Carles Puigdemont se enfrenta en el Pleno de ese miércoles a su primera prueba de fuego al necesitar que el Pleno autorice la prórroga presupuestaria para ganar tiempo y elaborar unas nuevas cuentas que pongan el acento en el plan de choque social. La votación pondrá a prueba el grado de solidez del pacto de estabilidad que permitió a los dos grupos desencallar la legislatura. Junts pel Sí cuenta con 61 escaños -uno menos ahora de forma provisional tras el accidente que sufrió Muriel Casals- y necesita que al menos tres diputados de la CUP voten a favor para obtener la mayoría. El resto de la oposición suma en total 63 diputados (25 de Ciudadanos; 16 del PSC, 11 del PP y 11 de Catalunya Sí que es Pot).

El diputado de la CUP, Albert Botran, ha avanzado esta tarde en el Parlament que su partido “probablemente” se abstendrá en la votación para prorrogar los presupuestos de 2015 de la Generalitat al considerar que es una “necesidad técnica”. Sin embargo, no ha precisado si están dispuestos a ceder los tres diputados. Ese interrogante es vital porque la votación es un jeroglífico: la abstención de todos los diputados de la CUP no dificultará la aprobación de la prórroga siempre y cuando los 11 diputados de Catalunya Sí que es Pot también se abstengan. Y ahora mismo eso no está tan claro.

Lluís Rabell, presidente del grupo de izquierdas, defendió este lunes la necesidad de respaldar la prórroga por cuestiones técnicas y avanzó que su grupo seguramente se abstendría. Tras la reunión del grupo, esta mañana, el portavoz de la coalición, Joan Coscubiela, ha explicado que su formación quiere “escuchar” al responsable de Economía, Oriol Junqueras, en el Pleno para decidir el sentido de su voto: “Tenemos ganas de poner condiciones y de escuchar su respuesta”. “El único voto que descartamos es el voto a favor”, ha asegurado, “somos sensibles a la importancia de los Presupuestos pero no de cualquier manera ni a cualquier precio”.

Pese a que la CUP se abstenga, el Ejecutivo catalán no podrá prorrogar los Presupuestos de 2015 si toda la oposición vota en contra. Y eso es lo que van a hacer Ciudadanos, PSC y PP. La portavoz de los socialistas, Eva Granados, ha insistido en que “el Presupuesto del 2015 fue un desastre y la prórroga también lo será”. Granados lamentó que el Gobierno catalán no haya estado preparando unas nuevas cuentas para el año 2016 “igual que preparan las leyes de hacienda pública o de seguridad social” que los independentistas pretenden aprobar.

Botran ha anunciado que la próxima semana ambos grupos independentistas se reunirán para empezar a negociar unos nuevos Presupuesto para el 2016. “El acuerdo nos compromete a explorar al máximo la sintonía en esta materia. Queremos ver el punto de partida de Junts pel Sí. Nuestra obligación ahora es poner por encima la voluntad política”, ha afirmado el diputado de la CUP. Las “conversaciones exploratorias sobre Presupuestos” coincidirán con la puesta en marcha de otro grupo de trabajo de Junts pel Sí y la CUP sobre el plan de choque. También crearán un grupo para abordar el pago de la deuda al que podrán incorporarse el resto de grupos parlamentarios.

Más información