Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Off’ de Madrid se premia

La revista especializada Godot, entregó ayer los primeros premios Godoff al teatro alternativo madrileño.

 Iñigo Guardamino, ganador del premio a Mejor Dramaturgia.
Iñigo Guardamino, ganador del premio a Mejor Dramaturgia.

“Si hay algún político en la sala que sepa que no necesitamos trabas burocráticas ni administrativas. Lo que necesitamos es ayuda”, dijo anoche Álvaro Vicente, director de la revista especializada Godot, en la entrega de los primeros premios Godoff al teatro alternativo madrileño. Y es que es casi imposible hablar de esta escena de pequeñas salas y espacios teatrales, algunos más grandes, algunos más pequeños, algunos más novatos, otros más longevos, sin caer en la reivindicación. “Cuanto más nos aprietan, más creativos nos volvemos. Ahora solo necesitamos que nos dejen vivir de ello”, apostilló la actriz Inma Cuevas, elegida para presentar la gala, además de por su desparpajo, por ser un ejemplo de lo que es la vida de los actores de esta escena: ha llegado a compaginar cinco montajes en cartel. Creatividad hayla, precariedad también, y mucha.

Buena parte de “la profesión” acudió a la ceremonia, más una fiesta underground, con sándwiches, gominolas y cerveza, que una gala al uso: se trataba de celebrar la burbujeante escena frente a todo contratiempo. Tuvo lugar en el Teatro Bosco Malasaña, en el mismo edificio, Palma 14, en el que Costus, famosos artistas de la Movida, tuvieron su estudio y en el que también se filmó la ópera prima de Almodóvar, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, en 1980. De un alternativismo a otro, mutatis mutandis, ayer se habló de “resistencia” y de “trabajar en la catacumbas”.

Para estos premios se pidieron hasta cinco propuestas escénicas a 45 salas off de la capital, de las que resultaron 185 obras candidatas, lo que da idea de lo selvático y frondoso, de lo inabarcable de esta escena. Atención: no tenían que ser estrenos, sino obras representadas durante 2015, otro motivo de la gran proliferación de propuestas. Ejerció de jurado la llamada Asamblea de Teatrófagos, formada por periodistas, críticos y tuiteatreros.

 

Y los premios fueron a...

En la categoría del Premio del Público votaron telemáticamente casi 5.000 personas. La obra ganadora fue Pacto de Silencio, un texto de Verónica McLoughlin interpretado por Lara López-Muñiz y Jacobo Muñoz en cartel en la sala Guindalera. Medalla de plata para La mirada de Eros (Teatro Tribueñe) y de bronce para A protestar a Gran Vía (Off de la Latina).

El premio a Mejor Intérprete Hombre fue para Andrés Requejo por Elegy. Finalistas fueron Chema del Barco, por El Plan, Miguel Rellán, por Novecento, Pedro Casablanc, por Ruz-Bárcenas y Jesús Barranco, por La cena del rey Baltasar.

El premio a Mejor Intérprete Mujer fue para María Pastor, por Duet for one. Las finalistas fueron Alicia Rodríguez y Belén Ponce de León, ambas por Las princesas del Pacífico.

El premio a la mejor dramaturgia fue para Íñigo Guardamino, por Sólo con tu amor no es suficiente. Finalistas, Alberto Conejero por Cliff (Acantilado) y Denise Despeyroux por Carne viva.

Y, por último, el premio a la Mejor Obra fue El Plan, de Ignasi Vidal. Finalistas Las princesas del Pacífico, de La Estampida Teatro y Elegy, de Carlos Alonso Callero y Andrés Requejo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram