ERC presiona a Convergència para acelerar el proceso independentista

Marta Rovira asegura que habrá una declaración en 18 meses, antes de ratificarla

La portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira, en una intervención en el Parlament.
La portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira, en una intervención en el Parlament.A. Garcia

Esquerra Republicana presiona para que se cumplan los trámites para la independencia que prevé el plan pactado con Convergència para formar Junts pel Sí. La secretaria general republicana, Marta Rovira, defendió ayer que en 18 meses debe haber una declaración de independencia. Una posición que contrasta con la del presidente de la Generalitat, que considera que antes de proclamar la secesión debe haber un referéndum sobre una nueva Constitución catalana. “No habrá una declaración unilateral, no está prevista en esta legislatura”, dijo Puigdemont en su primera entrevista en TV3.

Más información

Marta Rovira mantuvo lo contrario: que la secesión será efectiva en este mandato, antes de someter a votación el texto de la nueva Constitución, que todavía no se está redactando. Lo que no ha concretado la republicana es bajo qué fórmula prevé la proclamación: “Le pueden llamar como quieran. Le pueden llamar ley de transitoriedad jurídica, o propuesta de resolución”, explicó. La portavoz parlamentaria de Junts pel Sí defendió enfáticamente que está previsto en su programa electoral y en su acuerdo con la CUP.

Puigdemont defiende una proclamación posterior a votar en referéndum porque sostiene que los independentistas no tienen “suficiente fuerza” para proclamar la independencia. Por ello pedía esperar a un referéndum constitucional: una manera de buscar el aval de más del 50% de la población para sus planes, compartida por la mayoría de Convergència. El 27-S los independentistas se quedaron en el 48% de los votos.

El camino que dibujó Rovira acorta los plazos. Según su teoría, una vez se ratifiquen las tres leyes que prevé la declaración de ruptura del 9 de noviembre se habrá producido, de hecho, la independencia. Estas tres normas —una sobre la Hacienda catalana, otra sobre la Seguridad Social, y una tercera de transitoriedad jurídica— empezarán a tramitarse en menos de un mes, pero se prevé que su camino parlamentario pueda alargarse hasta el final de los 18 meses.

La republicana también remarcó el plazo fijado para el mandato, e incluso aseguró que podría ser muy corto. En Junts pel Sí hay consenso en que la fecha fijada puede variar en función de cómo avancen los trámites legislativos previos a la ruptura.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50