_
_
_
_

Las inmobiliarias entierran la crisis tras duplicar la construcción de casas

Los precios de la vivienda suben el 4,7% en la ciudad de Barcelona

Lluís Pellicer

El sector inmobiliario da por enterrada la crisis en la que se sumió el sector en 2007 después de que las viviendas el año pasado se encarecieran el 4,7% en la ciudad de Barcelona y el 2,7% en la provincia. La patronal de las inmobiliarias APCE, además, prevé que la construcción de viviendas siga creciendo en Cataluña. El sector aún está lejos de las 126.000 casas que se iniciaron en 2006, el pico de la burbuja. Aun así, espera levantar más de 10.000 viviendas este año, frente a las casi 6.000 de 2015 y las 3.850 del año anterior. El presidente de APCE, Lluís Marsà, consideró “preocupante” el regreso de algunas prácticas que se dieron antes de la crisis, como la concesión de hipotecas por más del 80% del valor del piso.

El solar en el que se levanta la mayor promoción de viviendas en marcha de Barcelona.
El solar en el que se levanta la mayor promoción de viviendas en marcha de Barcelona.Albert Garcia

La patronal de las inmobiliarias presentó ayer un informe con la oferta de viviendas de nueva construcción que están a la venta en la provincia de Barcelona. Barcelona es la ciudad con más actividad, con 144 promociones y 766 viviendas a la venta. Le siguen Terrassa, Sabadell, Badalona, Mataró y Vic. La radiografía del mercado en la provincia indica que la vivienda media es un piso de 86,4 metros cuadrados que vale 260.000 euros. Sin embargo, los precios van por barrios, de modo que los más elevados son Sant Just Desvern, Sitges, Sant Cugat del Vallès, Barcelona y Mataró, mientras que las casas más baratas están en Manlleu, Sant Pere de Ribes, Torelló o Igualada.

Las 766 viviendas a la venta en Barcelona se hallan sobre todo en el Eixample, Sants-Montjuïc y Sant Martí. Tres de cada cuatro de esos pisos son de nueva construcción, mientras que el resto corresponden a rehabilitaciones integrales de fincas, según el estudio de APCE. En general, el piso medio es más caro y más pequeño que en el resto de Cataluña: 84 metros cuadrados por 445.010 euros. Los precios de compraventa siguieron recuperándose el año pasado en la capital catalana. El precio metro cuadrado se situó en una media de 5.233 euros en el conjunto de la ciudad.

Bajadas en el Eixample

En marcha el mayor proyecto de Barcelona

El mayor proyecto inmobiliario en marcha en Barcelona, el de Magòria que impulsa la promotora madrileña Vía Célere, ya está en marcha. La empresa explicó ayer que ha invertido 40,1 millones de euros en un proyecto con 184 viviendas repartidas en tres edificios que ocuparán un solar del que se desprendieron las hermanas Muñoz-Ramonet. Espera facturar 67,3 millones.

La empresa sigue buscando nuevas oportunidades en Barcelona, donde tiene dos proyectos más: una promoción de viviendas en un solar de la calle de Aragó y otro en la zona Fòrum, en la última pastilla que queda por construir frente al mar barcelonés.

Ese dato esconde incrementos notables y también algunos descensos. El valor de las casas bajó de forma considerable en el Eixample (-16,4%) y Nou Barris (-12,8%), pero también descendió en Sarrià-Sant Gervasi (-6,3%), Les Corts (-2,7%) y Sant Andreu (-0,2%). En cambio, los precios se dispararon en Sant Martí (+21,6%) y crecieron en Gràcia (+12,2%), Horta-Guinardó (+7,4%), Ciutat Vella (+1,7%) y Sants-Montjuïc (-0,1%).

Desde APCE se resaltó como dato positivo para el sector que, por primer año, en 2015 se iniciaron más pisos —unos 6.000— de lo que se terminaron —alrededor de 4.000—. “No son incrementos sustanciales, pero sí marcan una tendencia desde el punto de inflexión de 2013 en la actividad promotora”, aseguró Marsà. Las empresas del sector ven, además, cómo la recuperación se va extendiendo como una mancha de aceite desde Barcelona. Si la mejora arrancó en la capital catalana el 2013, el año pasado ya llegó al área metropolitana y ahora se está viendo en la segunda corona. Los datos de APCE, de hecho, indican subidas de precio de dos dígitos en localidades como Sant Just Desvern o Ripollet.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Marsà reclamó la colaboración de las administraciones, especialmente las municipales y la Generalitat, tras constatar un “cuello de botella”en la tramitación de licencias de obras. Además, afirmó que hay operaciones paralizadas —que no concretó— que, en caso de salir adelante, permitirían sacar al mercado nuevo suelo de calidad. Marsà admitió que están mejorando las condiciones de financiación al sector, pero advirtió: “Es momento para empezar a dar financiación para desarrollar suelos maduros y con demanda acreditada”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Nacional de EL PAÍS. Antes fue jefe de Economía, corresponsal en Bruselas y redactor en Barcelona. Ha cubierto la crisis inmobiliaria de 2008, las reuniones del BCE y las cumbres del FMI. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_