Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil desmantela un laboratorio de marihuana

Tres personas de origen albanés habían transformado una vivienda en la localidad madrileña de Villanueva de Perales

Plantas de marihuana incautadas en Villanueva de Perales.
Plantas de marihuana incautadas en Villanueva de Perales.

La Guardia Civil ha desmantelado este martes un laboratorio para la producción de marihuana. Los agentes han incautado en una vivienda de Villanueva de Perales “numerosas lámparas de sodio para dar luz y calor, gran cantidad de diferentes fertilizantes y 1.038 plantas” distintas fases de crecimiento, cuyo peso total asciende a unos 85 kilogramos y con un valor de mercado de 89.000 euros, según una nota que ha difundido el propio Instituto Armado. Tres personas de origen albanés de 20, 21, y 36 años han sido detenidos por su presunta implicación en un delito contra la salud pública.

La investigación inició cuando los agentes de la Guardia Civil de Villamanta (Madrid) se percataron que desde la vivienda provenía un ruido molesto, así como un fuerte olor de lo que pudiera ser marihuana. Una patrulla que acudió a la vivienda comprobando pudo comprobar tanto el persistente olor a marihuana como la existencia de varios aparatos eléctricos funcionando incluso a altas horas de la madrugada.

Los agentes se enteraron además de que el inquilino de la vivienda solo abría la puerta a un varón de origen albanés, que resultó ser el cabecilla de la organización.

Los agentes comprobaron además “la actitud vigilante e inquieta”, de quienes frecuentaban la casa´, que solían salir con bolsas que ponían en contenedores alejados o en su coche. El registro del inmueble, llevó a desmantelar un laboratorio para el cultivo, elaboración y distribución de marihuana.

Vivienda preparada para el cultivo indoor

 La vivienda estaba dividida en dos zonas, una para el cultivo y crecimiento de las plantas y la otra para su secado. Para ello levantaron tabiques de pladur, una potente instalación eléctrica capaz de sostener aparatos climatizadores y bombillas de gran consumo que favorecen el crecimiento de las plantas en los distintos habitáculos. Instalaron también numerosos aparatos de aire acondicionado, humidificadores, ventiladores en el suelo, en techos y en paredes, e incluso un filtro de carbono en una ventana, para tratar de evitar olores.

A los tres detenidos se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública (cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes) y defraudación de fluido eléctrico, puesto que tenían manipulado el contador de suministro de electricidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram