Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano se va “de colonias” a Morella

Oltra aboga por un Gobierno de España "a la valenciana"

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mònica Oltra. Ampliar foto
La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mònica Oltra.

El Gobierno valenciano inicia este viernes por la tarde una reunión de tres días en Morella, el pueblo del que fue alcalde el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El "seminario" gubernamental, que la vicepresidenta, Mònica Oltra, ha descrito como unas "colonias", servirá para hacer balance del primer medio año de Ejecutivo y para reformular el pacto del Botànic, el acuerdo a tres bandas del que nació el actual Consell.

Los miembros del Consell y otros cargos, como sus jefes de gabinete y de prensa, se alojarán según fuentes de Presidencia en un hotel de tres estrellas de la población situada al norte de la Comunidad Valenciana. Al estilo de la serie danesa Borgen, los miembros del Gobierno autonómico tendrán sesiones viernes y sábado. El domingo se dedicará a analizar las conclusiones.

En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell y en tono distendido, Oltra ha comentado que el encuentro en Morella podría servir también para que ella y Puig se pongan "de acuerdo" sobre la posibilidad de que se produzca un pacto en el Congreso de los Diputados que dé lugar a un Gobierno progresista en España.

El jefe del Consell ha expresado sus dudas sobre la posibilidad de que el líder de su partido, el socialista Pedro Sánchez, pueda llegar a gobernar con el respaldo de otros partidos, al considerar que la izquierda no suma escaños suficientes. Oltra, cuya coalición, Compromís, concurrió con Podemos a las elecciones generales, ha afirmado este viernes tanto en una entrevista en la Cadena Ser como tras la reunión del Ejecutivo autonómico que considera posible y deseable un "pacto a la valenciana". Un acuerdo que ha descrito como "pragmático y plausible".

"Sin lineas rojas"

La vicepresidenta no ha indicado qué fuerzas políticas podrían sostenerlo y ha mantenido que a las negociaciones debe acudirse "sin líneas rojas", con "la mente abierta", capacidad para escuchar y transigir. También ha insistido, en un corrillo tras concluir su comparecencia, en que la coalición que integraron Compromís y Podemos tiene derecho a tener grupo propio en el Congreso.

Oltra ha hecho un balance "muy positivo" de los primeros seis meses de Consell bipartito y ha repasado lo que ha considerado sus logros. Entre ellos, el aumento del porcentaje de gasto público del área social (747 millones de euros más), la mejora de las ayudas a la dependencia, la devolución "de derechos" a los funcionarios, la extensión de la sanidad a los inmigrantes sin papeles, las medidas para incrementar la transparencia, la eliminación del copago farmacéutico, la gratuidad de los libros de texto, la moratoria para urbanizar la costa, y otros.

La vicepresidenta ha calificado de "decisión legítima" el hecho de que Podemos haya descartado integrarse en el Gobierno valenciano. Y ha declarado que el pacto del Botànic puede ampliarse con nuevos objetivos, una vez alcanzados buena parte de los mismos, aunque no la Generalitat no disponga de la mejora en la financiación que viene reclamando.

"La financiación es importante, pero con la financiación actual hemos demostrado que se pueden hacer cosas gracias a una mejor gestión, a priorizar y a no robar", ha añadido.

Servicios financieros

El Consell ha aprobado primar "en caso de empate" en las convocatorias de contratos de servicios financieros a las entidades "que se comprometan a no desahuciar a las personas". Entre los criterios que valorará la Generalitat figuran también que los bancos tengan paridad en los órganos directivos, integren a personas con diversidad funcional "por encima de lo establecido en la ley" y cumple ciertos estándares ambientales que se detallarán en las convocatorias.

El Gobierno autonómico ha aprobado un acuerdo que obligará a los consejeros a comparecer en las Cortes cuando lo reclame la oposición, salvo en "casos excepcionales" en que podrán ser sustituidos por secretarios autonómicos. Y ha decidido personarse como acusación popular en el supuesto caso de violencia de género que tuvo lugar en diciembre en Villena, donde una mujer murió presuntamente a manos de su expareja.

Más información