Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baños ve “carencias” en la propuesta de Junts pel Sí a la CUP

Más de 4.000 militantes y simpatizantes de la formación decidirán si apoyan a Mas

Baños, durante la rueda de prensa de ayer.
Baños, durante la rueda de prensa de ayer.

Los 10 diputados de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) evitaron ayer valorar el texto que recoge la última propuesta de Junts pel Sí a la formación para intentar desencallar la investidura de Artur Mas. Hoy, sin embargo, dos de sus caras visibles, los diputados Antonio Baños y Anna Gabriel, en dos entrevistas, en Tv3 y RAC1, han señalado las carencias de la oferta. 

Baños ha considerado que el texto de Junts pel Sí tiene "carencias". Más allá de los planes para la presidencia, que mantienen la figura de Mas al frente, el diputado ha señalado que los recursos que propone Junts pel Sí para el plan de choque social son "muy escasos para lo que la CUP plantea". También Gabriel ve aspectos negativos, a pesar de que ha destacado otros elementos que sí que le satisfacen, como la paralización de Barcelona World: "Lo celebramos muchísimo", ha apuntado la diputada, que ha explicado que el documento de Junts pel Sí llega después de "muchas horas de conversaciones" con los negociadores anticapitalistas.

La CUP cerró ayer la inscripción para su asamblea de este domingo, a la que se han apuntado 4.050 personas. Son militantes de la CUP y de las formaciones que la apoyan —agrupados en la Crida Constituent—, y que tendrán que decidir entre cuatro opciones: apoyar a Mas y el plan de choque; votar por Mas pero sin comprometerse a más apoyos; abstenerse para invitar a Junts pel Sí a encontrar dos votos en otras formaciones; y mantener el veto a Mas y pedir un candidato alternativo. Todo lo que no sea validar la presidencia del líder de CDC, avisan en Junts pel Sí, supondría ir a unas nuevas elecciones en marzo. 

Aún así, los dos diputados de la CUP creen que todavía hay margen para negociar si la asamblea persiste en su veto a Mas. Eso sí, todas las opciones para retomar las conversaciones pasarían por que Junts pel Sí buscara un candidato alternativo, la demanda que la CUP ha hecho desde el principio. La coalición vencedora no está dispuesta a ceder en este punto.

Más información