Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena ampliará a la periferia las restricciones de tráfico

El gobierno municipal planea limitar la circulación en el casco histórico de otros distritos además de Centro

Polución en Madrid desde la M-40 a la altura del desvío a Ciudad de la Imagen, entre Pozuelo y Alcorcón.rn rn
Polución en Madrid desde la M-40 a la altura del desvío a Ciudad de la Imagen, entre Pozuelo y Alcorcón.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Ahora Madrid), ha indicado esta mañana que, “a muy largo plazo” pero previsiblemente antes de 2019, se ampliarán las Áreas de Prioridad Residencial (por las que sólo pueden circular en coche los vecinos del barrio) que ahora están en funcionamiento en Centro a otros distritos de la capital, como Chamberí y Chamartín. La concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha aclarado que esta medida podría adoptarse en los cascos históricos de los distritos que estén “saturados y colapsados” por el tráfico.

Además, Calvo ha apostado por unificar todas las Áreas de Prioridad Residencial (APR) implantadas de forma independiente en el distrito Centro en una sola, tal y como adelantó ‘Abc’. Según ha explicado esta mañana, el objetivo sería abaratar los costes de vigilancia (cámaras, etcétera) de los accesos; sin embargo, el sistema se mantendría zonificado, es decir, los vecinos con permiso para acceder al barrio de Embajadores, por ejemplo, no podrían circular por Ópera, etcétera. La multa es de 90 euros.

En cualquier caso, esta unificación se produciría una vez que se pongan en marcha el resto de APR previstas por el gobierno municipal, extendiendo así el área restringida en Centro a los barrios de Universidad y Justicia, y a todo el barrio de Palacio (ahora sólo está en funcionamiento en la zona de Ópera).

Restricciones en Chueca y Malasaña

El tráfico ya está restringido en tres de los seis barrios que conforman el distrito Centro (que tiene una población de 144.000 habitantes, más o menos como las ciudades de Salamanca o Lleida).

El exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón (PP, 2003-2011) comenzó la implantación de las APR de forma experimental en la zona de Cortes en septiembre de 2004; un año después, extendió la restricción al resto del barrio de Las Letras, con una superficie de 59 hectáreas y 11.000 habitantes. En julio de 2006, amplió la medida al barrio colindante de Embajadores, que ocupa 103 hectáreas y suma 45.000 habitantes.

En septiembre de 2014, Ana Botella (PP, 2012-2015) desveló que restringiría el tráfico en todo el barrio de Palacio (192 hectáreas y 30.000 habitantes). Sin embargo, tras las protestas de empresarios y comerciantes, restringió la limitación a la zona de Sol y Ópera.

El nuevo gobierno de Manuela Carmena quiere ampliar esa APR a todo Palacio, y poner en marcha las otras dos áreas previstas por Gallardón y Botella: en el barrio de Justicia (con 74 hectáreas y 16.000 vecinos, comprende Chueca y Alonso Martínez) y Universidad (con 95 hectáreas y 31.000 vecinos, aglutina Malasaña y Conde Duque).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información