Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pelea de Malgrat se produjo tras una discusión entre grupos

Los Mossos descartan que hubiera una "quedada" organizada online para agredirse sin motivo

Los Mossos d’Esquadra, que han detenido a una decena de acusados por participar en la agresión que dejó en estado de coma a un joven el pasado 22 de noviembre en las puertas de una discoteca de Malgrat de Mar (Maresme), descartan que la agresión tenga que ver con cualquier tipo de quedada en Internet para exhibir violencia gratuita.

En un primer momento se sospechó que la víctima pudo verse involucrada en una pelea entre dos grupos que supuestamente habían quedado a través de foros y en las redes sociales con el único propósito de agredirse. Tras tomar declaración a los acusados -que tienen entre 19 y 22 años, todos ellos vecinos de Granollers (Vallès Oriental) y de nacionalidad española- los agentes de la policía autonómica han cerrado el atestado y lo han presentado en el Juzgado de Instrucción 4 de la localidad vallesana que se ha hecho cargo del caso. Los agentes aseguran ahora que la agresión no tiene que ver ni con una quedada entre grupos que se querían pegar, ni con ningún tipo de juego de rol. Los responsables de la investigación apuntan a que la agresión tuvo lugar a las 6.00 tras una discusión trivial entre dos grupos de jóvenes tras pasar la noche de fiesta.

El pasado domingo 22 de noviembre alrededor de las seis de la madrugada la policía local de Malgrat de Mar recibió un aviso de la agresión a las puertas de la discoteca Tropicana. Varias patrullas se dirigieron al paseo Marítimo y localizaron a dos jóvenes heridos. Uno de ellos, que presentaba diferentes lesiones en la boca, informó a los agentes que un grupo de personas había apaleado a su amigo que estaba inconsciente. Una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas trasladó a Sergio hasta Hospital Can Ruti de Badalona, donde permanece ingresado en estado de coma y con pronóstico muy grave.

A la decena de detenidos se les imputó en un primer momento un delito de lesiones pero dada la gravedad que sufre la víctima Sergio M., de 20 años y vecino de Montcada i Reixac, se ha elevado a tentativa de homicidio.