Black Friday

Un viernes para comprarlo todo

La nueva moda del ‘Black Friday’ animará a un 30% de los madrileños a comprar

Black Friday, en Gran Via.
Black Friday, en Gran Via.Samuel Sanchez

Los tiempos cambian. Hoy algo llamado Black Friday le quitará protagonismo al encendido de alumbrado navideño. Hasta este año, el comienzo oficial de las fiestas habría sido esta noche, cuando se iluminase un gran abeto en la Plaza Mayor y después el resto de las calles de Madrid, tras una gala familiar en la plaza, retransmitida en directo por La 1 a las 22.15, con la participación de David Bisbal, Sweet California o María del Monte.

Pero en 2015, para muchos comerciantes de la capital, las navidades habrán comenzado por la mañana con el Black Friday. La celebración tiene su origen en Estados Unidos. El último viernes del mes de noviembre las tiendas físicas de EE UU ofrecen grandes descuentos. Tras el Black Friday se celebra el lunes 30 el Cibermonday, una jornada con descuentos en compras por Internet.

Más información

En España se empezó a implantar en 2012, gracias a la liberalización de los periodos de rebajas. Aquí se mezclan ambas fechas. La mayoría de los comercios ofrecen descuentos durante varios días, entre el viernes y el lunes, en tiendas físicas y online.

En Madrid se produce una paradoja: mientras casi todas las grandes superficies se han adherido, la Confederación Española del Comercio (COCEM) reconoce que la capital es una de las ciudades españolas donde menos se han sumado los pequeños y medianos establecimientos.

Incluso en el barrio de Las Letras, cuya Asociación de Comerciantes y Autónomos está orgullosa de haber sido precursora— “Lo celebramos desde que llegó la moda a España, hace tres años”, afirma—, la participación dista de ser masiva. De los 320 asociados con los que cuenta, solo 64 se han adherido con diferentes ofertas y promociones al Black Friday. Aunque la asociación no descarta que haya comercios que no hayan remitido datos y sí realicen rebajas. “Entre nuestros miembros existen muchos profesionales. Parece poco lógico que un abogado, por ejemplo, haga este tipo de descuentos”, señala.

Es verdad que a muchos comercios del centro la repentina popularidad del Black Friday parece haberles pillado con el paso cambiado. En general se funciona por calles. Velarde, llena de tiendas de ropa vintage, ignora el Black Friday, pero a pocos centenares de metros, en Augusto Figueroa, plagada de zapaterías, muchos comercios proclaman su adhesión con descuentos de hasta el 30%. Fuencarral no termina de decidirse: muchos de los comercios ofrecen rebajas, pero no todos las vinculan al Black Friday.

"No hay nada institucionalizado"

Hay quien ignora la celebración. La Federación de Comerciantes Madrid Centro, que integra nueve asociaciones diferentes, entre las que se encuentran las de Gran Vía, Tirso de Molina, Rastro o Montera, nunca ha participado. “Solo algunos de los casi 6.000 pequeños comercios que integran la organización procurarán realizar algún tipo de descuento pegando algún cartel, motivados por la publicidad que se le está dando. Nada institucionalizado”, asegura su presidente, Florencio Delgado.

“Nosotros tenemos los domingos y el día de la Purísima, nuestro Black Friday particular”, cuentan en una tienda de artículos religiosos

Al ser una moda reciente, la adhesión depende de la estrategia de cada negocio, según indican las asociaciones. Sin embargo, su atractivo ha llegado incluso a comercios de larga tradición. En la puerta de la tienda de guitarras José Ramírez conviven esta semana dos letreros: “Taller fundado en 1882” y “Ven a disfrutar del Black Friday”. El comercio venderá hoy todas las guitarras, laúdes y bandurrias de la tienda sin el 21% de IVA. El objetivo es sumarse a la campaña de ventas. Lo mismo ocurre en la librería médica Nicolás Maya: a lo largo de estos días se puede disfrutar de ofertas de hasta el 25% en manuales de medicina y veterinaria. Es la primera vez que lo incorpora en 153 años de historia.

También están aquellos comercios en los que las modas no vencen a la tradición. “Nuestros clientes no son de venir a comprar este tipo de días, por eso no aplicamos los descuentos”, explican las encargadas de Santarrufina, compañía de artículos religiosos de 1887. “Nosotros tenemos los domingos y el día de la Purísima, nuestro Black Friday particular”.

“Las rebajas han perdido un poco de atractivo porque, al liberalizarse, cada uno las hace cuando quiere”, explica Delgado. Sin embargo, en su opinión es positivo que exista el Viernes Negro. “Aunque es un tema de EE UU, no viene mal en España, donde ya no existen más fechas para ilusionar a los compradores. Se trata de una moda, y como toda moda, tarda en calar”, manifiesta.

Tardará, pero su entrada ha sido acelerada. Según un estudio de la firma de análisis de mercado GFK, el Black Friday se ha instalado con fuerza en España. El 83% de los encuestados asegura conocerlo y se estima que el 29% de la campaña de Navidad se adelantará a estas fechas.

Hoy más de la mitad de los españoles, el 54%, comprará algún producto; esto significa un aumento del 2% respecto a 2014. En la región serán el 30% de los madrileños. El estudio señala que el gasto medio se situará en 202 euros, un 8% más que el año anterior. Los productos que más buscarán los españoles serán prendas de ropa y moda (61%), seguidos por la electrónica, imagen, sonido y electrodomésticos (43%).

A pesar de estos datos de mejora, hay quien apunta que el Black Friday no ha llegado para quedarse. Desde la COCEM apuntan que parte del éxito se debe a la mentalidad nacida con la crisis. “Aunque el consumidor se muestra más confiado y optimista estas fiestas, hay comportamientos que se desarrollaron durante la crisis que siguen presentes: buscar rebajas y precios bajos, aprovechar puntos y descuentos o buscar regalos útiles”.

Ofertas peculiares

Para niños.Parque Warner, Parque de Atracciones, Zoo de Madrid y Faunia ofrecerán descuentos de hasta el 40% para los que compren entradas a través de sus páginas web del viernes al lunes. Se podrán utilizar durante toda la Navidad, excepto los días 4 y 5 de diciembre.

Conciertos. La web Ticketea ha puesto en circulación entradas con descuentos, que pueden llegar a ser del 60%, para más de 160 conciertos de todo tipo. Alrededor de 40 de ellos se celebrarán en Madrid en las próximas fechas: Camela, Kiko Veneno, Will Johnson o el australiano Robert Foster.

Barrio de las Letras. La zona de Huertas presume de ser la primera de Madrid que se sumó a la iniciativa. Entre los 60 comercios que se adhieren este año hay desde farmacias hasta escuelas de esgrima, pasando por restaurantes, perfumerías, ópticas y hoteles. Todos ofrecerán descuentos viernes y sábado.

60.000 boletos. La Asociación de Comerciantes y Empresarios de Chamberí (ACE Chamberí) ha hecho coincidir el Black Friday con la campaña promocional "El comercio de Chamberí te regala", en la que repartirá 60.000 boletos con miles de premios y descuentos directos entre sus clientes.

Hasta la medianoche. Un total de 28 comercios de Galapagar participarán hoy en el Black Friday ampliando su horario hasta la medianoche, según anuncia el Ayuntamiento de la localidad. Los comercios adheridos ofrecerán descuentos especiales.

De lujo. En El jardín de Serrano las firmas sacarán a los pasillos centrales sus prendas, complementos y servicios a precios especiales. Atención, su viernes empezará el sábado y tendrá tres días de duración.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50