Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça y Madonna obligan a la policía a blindar Barcelona

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana preparan un dispositivo que movilizará a más de 700 agentes

Barcelona prevé a 700 agentes más para velar por la seguridad en el partido del Barça y el concierto de Madonna. ATLAS

El Camp Nou y el Palau Sant Jordi de Barcelona extremarán sus medidas de seguridad este martes ante la amenaza yihadista. La coincidencia de dos eventos de carácter internacional –el encuentro entre el Barça y la Roma, y el concierto de Madonna– han llevado a los Mossos d'Esquadra y a la Guardia Urbana a preparar un dispositivo especial de seguridad que movilizará a más de 700 agentes entre miembros de la policía catalana y de la Guardia Urbana.

El dispositivo tiene previsto desplazar a más de 600 efectivos a las inmediaciones del Camp Nou para evitar cualquier tipo de atentado aprovechando que se celebra el partido de Champions. Mientras que hasta Montjuïc se desplazarán 120 agentes de los Mossos d'Esquadra y 175 vigilantes privados para controlar que el concierto se celebre con normalidad en el Palau Sant Jordi. Tras los atentados del 13 de noviembre en París todos los eventos de este tipo han extremado los controles para evitar que los terroristas puedan volver a actuar.

Para realizar estas labores de control, el Camp Nou abrirá las puertas tres horas antes de que comience el encuentro y solo se permitirá el acceso a aquellas personas que lleven el DNI o un documento identificativo por lo que no se permitirá el acceso al recinto solo con el carné de socio. Además, los agentes revisarán todas las pertenencias de los aficionados y muchas de ellas, entre las que se incluirán riñoneras, mochilas o maletas, no se podrán introducir al estadio. Estas medidas pueden retrasar los accesos tanto al partido como al concierto, por lo que desde la Generalitat el consejero de Interior, Jordi Jané, ha pedido "paciencia" a los asistentes al encuentro.

También se ha recomendado al público llegar a las instalaciones del Barça con suficiente antelación porque las labores de vigilancia y control ralentizarán “mucho” los accesos. Además de la presencia policial, el club ha aumentado el número de vigilantes privados y ha contratado el servicio de perros capaces de detectar explosivos para rastrear las pertenencias de los asistentes. Desde esta mañana, no se puede aparcar en las inmediaciones del estadio y el museo del club cerrará a las 14.00 horas.

Las casi 30.000 personas que tanto hoy como mañana acudirán a los dos únicos conciertos de Madonna en el Palau Sant Jordi serán sometidos a controles muy parecidos a los del Camp Nou. Varias de las plataformas que venden las entradas al espectáculo de la Reina del Pop han pedido a los asistentes que eviten llevar bolsas o mochilas.

Ante la amenaza de atentado terrorista, los Mossos d’Esquadra controlan los accesos a la ciudad de Barcelona y el recorrido de la AP-7, la vía más rápida que une Cataluña con Francia. España todavía mantiene el nivel 4 – de los 5 que existen- de amenaza terrorista. La policía catalana controla especialmente los lugares que puedan ser objetivo del terrorismo yihadista como son el consulado francés y otros edificios de interés galo, los medios de transporte y aquellos lugares con mayor afluencia de personas como lo será esta noche el Camp Nou y el Palau Sant Jordi.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información