Los trabajadores de la EMT exigen a Cifuentes que aumente la inversión

El Gobierno regional ha congelado para 2016 los 68,5 millones de euros que aporta a la empresa, con un presupuesto total de 440 millones

Protesta de los trabajadores de la EMT frente a la sede del PP.
Protesta de los trabajadores de la EMT frente a la sede del PP.Kike Para

Silbatos, altavoces y carteles han acompañado a los casi 200 trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) ante la sede del PP, donde se han concentrado este jueves para protestar contra la congelación de la partida que destina al servicio el Consorcio Regional de Transporte y que tiene cargo a los presupuestos de la Comunidad, que preside Cristina Cifuentes.

Más información
Cifuentes sube los fondos de Metro a costa de ahogar a los buses de la EMT
Aguirre apoya a Cifuentes en su pugna con Carmena por la EMT
El Ayuntamiento quita los carteles que acusan al Gobierno de ahogar a la EMT
La Comunidad invita al Ayuntamiento a financiar el metro
Los trabajadores de la EMT rehúsan congelar sus salarios hasta 2018

La EMT es la empresa más importante del Ayuntamiento por plantilla (7.860 trabajadores) y por presupuesto, 440 millones de euros, de los cuales la Comunidad aporta 68,5, una cantidad que en octubre se decidió congelar de cara a 2016."No nos dan el presupuesto los del Partido Popular", han cantado los profesionales del servicio, mientras acusaban al Ejecutivo autonómico de "destruir el transporte público", tal y como rezaba la pancarta que portaba la avanzadilla de los manifestantes, apostados en la cera de la calle Génova.

David es uno de los conductores que han acudido a la protesta. Lo ha hecho con el uniforme de la empresa porque en unas horas tiene que trabajar. "Estoy aquí porque la decisión del PP es un crimen", cuenta. A su lado, Manu apostilla: "Trabajamos diariamente con autobuses viejos, se aumentan las frecuencias porque se recortan viajes y se eliminan líneas". Desde 2010, se han recortado 750 autobuses; la flota ha descendido en 300 vehículos; se han recorrido 11 millones menos de kilómetros y se han eliminado 11 líneas de buho y nueve ordinarias domingos y festivos, lo que ha afectado directamente a más de 15.000 usuarios, según cálculos de UGT.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Consejería de Transporte argumenta que el suburbano es el medio favorito de los madrileños para desplazarse, con 2,5 millones de viajeros diarios, por el millón que usa el servicio de la EMT. Según fuentes oficiales, la renovación del parque móvil es "responsabilidad exclusiva del Ayuntamiento. Y lo mismo ocurre con la eliminación de líneas y de flota". Argumentan, además, que la aportación del Ejecutivo regional se congela, pero no desciende, como venía ocurriendo años atrás.

El anterior Gobierno municipal, presidido por Ana Botella (PP), ya sufrió un recorte continuado de fondos por parte del Consorcio Regional de Transportes (controlado por la Comunidad, entonces y ahora del PP), lo que le obligó a rescatar la empresa con una inyección multimillonaria en 2014. El actual Gobierno municipal, de Manuela Carmena (Ahora Madrid), ve también cómo peligra “la viabilidad de la empresa y del servicio” de autobuses urbanos por ese mismo motivo. Hasta 2012, las aportaciones del Consorcio aumentaron progresivamente, merced al acuerdo firmado en 2009. Pero el convenio posterior (2013-2015) redujo esas aportaciones de 460 millones en 2012 y a 440 en 2015.

"Este presupuesto, lo vamos a cambiar" y "tenemos un deseo, que para los de la privada, no haya dinero" son algunos de los cánticos que se han podido escuchar en la manifestación, con la que el personal de la EMT pretente que el Gobierno que lidera Cristina Cifuentes recapacite y aumente la partida. Para ello, la plantilla de la empresa municipal aprobó el pasado martes un calendario de movilizaciones que incluye cuatro protestas, tres de ellas ante la sede del PP, contando la de este jueves.

El secretario general de Plataforma Sindical (sindicato mayoritario en la EMT), Jaime García, ha asegurado que los trabajadores se han concentrado ante la sede del PP porque el Consorcio y el PP han hecho un presupuesto "insuficiente" para cubrir los "gastos reales" de la red de autobuses de la ciudad. Alfonso Méndez, delegado de CCOO comparte esa reflexión, y añade: "Pedimos lo que nos corresponde, que no es su dinero, sino el que sale de los impuesto de los madrileños". Todo ello en un año, 2016, en el que se prevé un ascenso de la demanda del 3% en autobuses urbanos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS