Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Figueres recuerda la huella de Antoni Pitxot

Montse Aguer, elegida su sucesora en la dirección del Teatro-Museo

Figueres recuerda la huella de Antoni Pitxot

La Fundación Gala-Salvador Dalí rindió ayer un sentido homenaje a Antoni Pitxot (Figueres 1934-2015), pintor y amigo íntimo de Salvador Dalí. Pitxot fue co-artífice junto al genio Ampurdanés del Teatro-Museo de Figueres y lo dirigió hasta su defunción el pasado junio. El acto privado (el jueves habrá uno público) al que asistieron unas 150 personas, contó con la presencia, bajo la cúpula de cristal, de miembros de la familia Pitxot, de los responsables de la Fundación Gala-Dalí y la mayoría de la veintena de miembros de su Patronato. Entre ellos la Infanta Doña Cristina, el exministro Narcís Serra, el abogado y ex-político Miquel Roca o el abogado Miguel Doménech, nombrado patrón vitalicio por el propio Dalí.

Hablaron en el acto, entre otros, el director del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), Pepe Serra; la Directora del Centro de Estudios Dalinianos, Montse Aguer y el Presidente de la Fundación Dalí, Ramon Boixadós. Visiblemente emocionado, Boixadós, hizo un repaso al linaje de artistas del que procedía el homenajeado, y destacó la acertada elección que tuvo de vivir en Cadaqués, del que dijo era para un pintor "como estar el cielo". Destacó cómo Pitxot "podía presumir, pero no lo hizo, porqué una de sus características era la modestia, de ser la persona en el mundo que más conocía la vida y sobretodo la obra de Dalí", conocimientos que puso a disposición de la Fundación, igual que hizo con el "seny", del que, dijo, era la encarnación y la voz. El presidente de la fundación se mostró convencido de que Pitxot se encuentra "en el cielo de los grandes pintores ampurdaneses hablando con su tío, su hermano y con su gran amigo, Dalí".

Emocionada, con voz rota y con dificultad para contener las lágrimas intervino la directora del Centro de Estudios Dalinianos y colaboradora diaria del homenajeado, Montse Aguer. Aguer, que este lunes en la reunión de la Junta del Patronato ha sido elegida la sucesora en el cargo de Antoni Pitxot, no cesó en sus palabras de elogio: "Artista, humanista, culto, generoso, inteligente, apasionado, irónico, incansable, disciplinado….”. Y se mostró convencida de que Pla le hubiera incluido en sus Homenots. Aguer destacó que Pitxot "siempre estaba dispuesto a transmitir el enorme conocimiento que poseía” y que "hablaba siempre de Dalí, lo explicaba, lo entendía, lo admiraba profundamente y lo defendía".

Por su parte, Serra, aseguró que Antoni Pitxot, pese a su labor al frente del Teatro-Museo de Figueres, será recordado "por su obra, porqué los grandes artistas perviven a través de su obra". Según él, “la manera como Antoni desarrolló esa responsabilidad enorme de ser la conexión directa con Dalí, con su modestia y calidad infinita a la vez que desarrolló su carrera de forma extraordinaria lo hace más grande".

El acto contó también  con la proyección de un audiovisual de 7 minutos con imágenes extraídas de dos documentales premiados Dalí, la darrera gran obra y Dalí-Pitxot. L'al·legoria de la memòria. La proyección recuperó algunas imágenes descartadas de ambos documentales. En el audiovisual Pitxot habla de su pintura, de su relación con el paisaje de Cadaqués y recuerda su relación con el genio surrealista y con en el Teatro-Museo.

 Antoni Pitxot colaboró en la construcción de la instalación museística, considerada pieza principal de las creaciones del genio ampurdanés, y estuvo al frente de ella desde su inauguración en 1974 hasta el pasado 12 de junio, cuando falleció a los 81 años. Además de su labor al frente de este espacio, dejó un importante legado pictórico.

Las creaciones de Antoni Pitxot se inspiraban en la naturaleza, sobre todo su mirada se dirigía a las piedras que conforman el paisaje del Cap de Creus. Creaba una especie de esculturas pétreas sujetas por pequeños trozos de alambre que luego llevaba a su lienzo. Es junto a Salvador Dalí autor de los cuatro Monstruos grotescos que decoran el patio interior del Teatro-Museo de Figueres, y como han recordado en su homenaje, "el único artista que tiene obra fija en el Museo a parte del genio".