Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior estudia subir el nivel de alerta al máximo tras los atentados de París

El ministro Jorge Fernández convocará esta mañana a los expertos en lucha antiterrorista

El Ministerio del Interior va a reunir en la mañana de hoy, sábado, a la comisión de evaluación del riesgo terrorista para determinar si es conveniente elevar el actual nivel, de grado 4, hasta el 5, que es el más alto y que supone poner en máxima alerta a todas las fuerzas de seguridad y a la sociedad, según fuentes gubernamentales. A la vez, el Gobierno ha contactado con el jefe de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, a fin de estudiar la posibilidad de convocar el pacto antiyihadista promovido por el PP y el PSOE.

El Ministerio del Interior español contactó inmediatamente con su homólogo francés para coordinar la información y estudiar la situación creada por la cadena de atentados ocurrida en París. Tanto Francia como Estados Unidos eran actualmente los objetivos principales del terrorismo islamista, según expertos antiterroristas españoles. Estos han señalado que sus colegas franceses han reconocido que la situación es la capital francesa es "caótica" y que la "preocupación" es enorme entre los altos responsables policiales.

España también es otro de los países con riesgo de atentado, lo que motivó que el Gobierno elevara el pasado junio a 4 el nivel de alerta después de los sangrientos atentados ocurridos en aquellas fechas en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia.  

Las fuentes informantes indicaron que el ministro del Interior, Jorge Fernández, va a convocar para esta misma mañana a los expertos de la comisión de evaluación del riesgo terrorista a fin de estudiar la posibilidad decretar el nivel de riesgo 5. El ministro y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, escucharán la opinión de los expertos de los servicios policiales y a continuación decidirán. El Gobierno se ha resistido hasta ahora a ordenar ese nivel porque supone "tensionar al máximo no sólo a los cuerpos policiales, sino también a toda la sociedad" y "ese estado es muy difícil de mantener", según los mismos medios.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han anunciado a última hora de hoy que se van a reforzar la vigilancia y las medidas de seguridad en la región, según fuentes de este organismo gubernamental.

España se encuentra en la actualidad en el nivel de alerta 4, que supone un fuerte despliegue de agentes en los puntos estratégicos del país, como aeropuertos, estaciones de tren y puntos estratégicos como centrales hidroeléctricas o centros de telecomunicaciones. También supone activar todas las unidades de las fuerzas policiales dedicadas a la prevención, investigación e información de la lucha antiterrorista. Una batería de medidas que se complementará con una mayor presencia de las fuerzas de seguridad en las calles, aunque no se movilizará a los militares. Esta medida se adoptó a raíz de los anteriores atentados que sufrieron Túnez, Francia y Kuwait el pasado mes de junio.

La medida de reforzar la seguridad se ha tomado esta misma noche y en la misma participarán agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal. Según fuentes del Ayuntamiento, se va a realizar un patrullaje intensivo entre ambos cuerpos "prestando absoluta atención para evitar que pase cualquier altercado". 

De hecho, está previsto que se desplieguen policías nacionales delante del Congreso de los Diputados en los próximos minutos, según fuentes de Interior.

Los agentes tienen orden de extremar sus propias medidas de seguridad ante el riesgo de que sufran algún ataque y de actuar de manera coordinada y conjunta ante situaciones de riesgo. Igual ocurre en las zonas controladas por la Guardia Civil, desplegada en aquellas poblaciones de menos de 50.000 habitantes.

Informes de los servicios antiterroristas tienen constancia de que policías y militares están entre los objetivos prioritarios del Estado Islámico. Prueba de ello es que los detenidos en la Operación Caronte el pasado abril en Cataluña tenían la intención de atentar contra el Parlamento catalán, el complejo central de los Mossos d´Esquadra (policía autonómica catalana), una comisaría del mismo cuerpo en la plaza de España de Barcelona y además secuestrar a un agente que posteriormente sería degollado. Las imágenes del asesinato habrían sido posteriormente difundidas por las redes sociales.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram