Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El doble crimen de Càlig a la espera de veredicto

El acusado de encargar el crimen sale de la Audiencia entre gritos de “asesino”

Caso Càlig: Familiares de Yalennis Valero y Juan Manuel Mata Ampliar foto
Familiares de Yalennis Valero y Juan Manuel Mata, las dos víctimas del doble crimen, antes del comienzo del juicio.

Han sido más de 40 testigos durante siete sesiones. El jurado popular que decidirá si los dos acusados por el doble crimen de Càlig son culpables o inocentes comenzará a deliberar este miércoles a las diez de la mañana, cuando recibirá la lista de preguntas que debe responder para emitir un veredicto.

En concreto, los miembros del jurado determinarán si uno de los acusados, Isauro López, encargó y pagó por el asesinato de su examante, y si el segundo de los acusados, Manuel Antonio Mas, contactó con el sicario que ejecutó a las dos víctimas o participó en el asesinato. La decisión no es fácil ya que ambos se enfrentan a altas penas de prisión. La Fiscalía pide 40 años para Isauro, como autor intelectual del crimen, y 34 años para Manuel Antonio Mas, en el caso que sea declarado culpable de mediar con el sicario, o 52 años, si el jurado considera que, además de mediar, también participó en los hechos.

La última sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Castellón ha sido la más tensa de todo el proceso. Una veintena de familiares de las dos víctimas han esperado a los acusados en la puerta de la sala, con carteles de las caras de las dos víctimas. La tensión se ha convertido en gritos cuando ha salido Isauro López, y los familiares le han increpado, bajo el grito ‘asesino, que sufras dos mil años, tú y tu familia”.

Previamente, defensas y acusación han presentado sus informes, y los procesados han aprovechado su derecho de última palabra para insistir en su inocencia. Además, Isauro López, acusado de encargar el crimen, ha pedido perdón a su propia familia. “Hermanos, hijos y esposa, que me han acompañado durante el proceso, por el dolor y el sufrimiento todo lo que han tenido que escuchar aquí”, ha concluido el acusado. En los informes finales, la acusación ha reiterado que el acusado se encaprichó de la víctima ya en Cuba, y que la trajo a España, donde la sometió a una situación de presión, control y obsesión durante años, propias de un caso de violencia de género.

También ha considerado acreditado el vínculo entre los dos acusados, con la declaración de un testigo que reconoció haberlos presentado. Por su parte, la defensa de Isauro López ha recordado que varios testigos señalaron presiones por parte de la Guardia Civil durante las declaraciones, y ha recomendado al jurado que ‘piensen en todas las dudas que hay, y en las pocas certezas”. Por último, el abogado de Manuel Antonio Más, el presunto mediador, ha sugerido al jurado que reflexione si “solo suponer, sin tener una absoluta certeza, permite emitir un veredicto”.

El doble asesinato se produjo en junio de 2005 cuando un sicario ejecutó a tiros a Yalennys V. y a su amigo Juan Manuel Mata, en la casa de ella en Càlig. El año 2008 se condenó a Emilio P. como autor material de los hechos, pero en aquel juicio quedó claro que se trataba de un crimen por encargo. El veredicto del jurado popular determinará si fue Isauro López, examante de Yalennys, quien encargó y pagó por el crimen, y si Manuel Antonio M. contactó con el sicario o incluso participó directamente en el crimen.

Más información