Independencia de Cataluña

Albiol pide impedir que el voto sea secreto en el pleno independentista

El PP seguirá usando estrategias para retrasar la toma de decisiones sobre la independencia

El líder del PP en el Parlament, Xavier García Albiol.Albert Garcia / Atlas (atlas)

La maniobra del PP de no constituirse como grupo parlamentario, que ha conseguido retrasar el pleno donde se votará la resolución independentista de Junts pel Sí y la CUP, será una constante en todas las iniciativas similares que haya en el Parlament, según ha asegurado este jueves Xavier García Albiol en rueda de prensa. El popular ha pedido que en la votación en la citada sesión, que se celebrará previsiblemente el lunes, el voto no sea secreto, una posibilidad que podrían pedir los diputados independentistas para evitar hipotéticas responsabilidades penales.

“Es importantísimo. Gracias a este periodo Ciudadanos, PSC y PP nos hemos puesto a trabajar juntos”. Estas son las palabras que ha usado Albiol para celebrar la imagen que se vio el pasado miércoles en Madrid a las puertas del Tribunal Constitucional. El PP se ha atribuido el mérito de haber conseguido el primer encuentro entre las fuerzas constitucionalistas catalanas que recurrieron al Alto Tribunal el pleno soberanista. Su estrategia de no haberse constituido como grupo justo hasta este jueves, casi apurando el plazo que tenía —hasta mañana día seis— es “un orgullo” para Albiol. El líder del PP ha reconocido que esta estrategia, que considera un éxito, se repetirá en el órgano legislativo catalán para torpedear “todas las iniciativas que pretendan romper España o constuir un Estado independiente”, ha explicado. Aún así, con el resto de propuestas —sociales, económicas, o fiscales— su grupo no utilizará la misma estrategia, según han prometido.

La intervención de Albiol ha servido para lanzar también un “aviso a navegantes” en su habitual tono directo. Los diputados tienen la posibilidad de pedir una votación en secreto durante la celebración de los plenos. Esto impediría asignarles responsabilidades penales en caso de que se inicie un procedimiento judicial, que previsiblemente habrá cuando se apruebe la resolución en el pleno del lunes. “Si son tan valientes para presentar una propuesta, también lo tienen que ser para defenderla. Que no se escondan”, ha espetado Albiol.

El mecanismo de votación secreta consiste en que los diputados aprietan el botón del escaño, pero en la pantalla no aparece qué ha votado cada uno. El reglamento del Parlament permite esa vía si lo reclama una quinta parte de los diputados (27) o bien dos grupos parlamentarios. Cualquiera de las dos opciones está asegurada, pues Junts pel Sí y la CUP suman 72 escaños. Si se produce la petición, corresponde a La Mesa de la Cámara someterla a votación y debería ser el pleno quién la aprobase.

Las posibles respuestas administrativas que habrá contra la declaración independentista ya empiezan a despejarse. Entre las judiciales ya está claro el recurso que interpondrá el Gobierno central en cuanto se apruebe. El PP, además, sumará una enmienda a la totalidad en el Parlament que ya ha sido anunciada por Albiol sin mucho detalle. La enmienda propondrá un texto alternativo que “pondrá en valor lo que nos une y no lo que nos separa”, como respuesta al proceso independentista.

La distribución del grupo parlamentario popular no tendrá sorpresas. Albiol será el presidente y es el único nuevo en el grupo. Enric Millo, cabeza de lista por Girona, repite esta legislatura como portavoz y Santiago Rodríguez y Esperanza García, como portavoces adjuntos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50