Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los constitucionalistas logran una respuesta conjunta en Cataluña

La Mesa desestima las reconsideraciones de los grupos de la oposición y ahora se abre un período de alegaciones al texto

C. Forcadell llega esta mañana a la Junta de Portavoces.

Los partidos constitucionalistas de Cataluña lograron ayer la primera imagen de cierta unidad al acordar una respuesta común contra el independentismo. Los líderes de Ciudadanos, PSC y PP acudirán hoy al Tribunal Constitucional para presentar simultáneamente tres recursos de amparo contra la resolución del inicio del proceso de independencia porque “choca con el ordenamiento jurídico y conculca los derechos de los diputados”. Tras varios intentos, Inés Arrimadas, Miquel Iceta y Xavier García Albiol escenificarán una imagen de unidad a la que se resistía el PSC. Pese a todo, la resolución se debatirá posiblemente el lunes.

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, confirmó que la sesión se celebrará la próxima semana y quizás el lunes por la mañana, el mismo día del debate de investidura de Artur Mas, que coincidirá con la fecha simbólica del 9-N. El objetivo de los independentistas ha sido ese desde el principio: que la propuesta se vote antes de la investidura. Junts pel Sí aceptó la condición de la CUP de forzar esa fecha con la esperanza de que apoyen al president. Forcadell inicia hoy la ronda de conversaciones con los partidos, pero la reelección de Mas sigue en al aire. La CUP reitera que no le votará. Su portavoz, Anna Gabriel, afirmó que no ve “relación” entre votar a Mas y la resolución.

Munté defiende el debate

MIQUEL NOGUER

La portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, ha defendido el debate y votación de la resolución independentista y ha criticado las “amenazas” de llevar el texto ante el Tribunal Constitucional. “Estamos ante una propuesta que es pertinente porque forma parte de un mandato democrático y de una mayoría parlamentaria que quiere llevarla adelante”. También ha exigido “respeto” para la figura de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha sido objeto de duras críticas por parte de los grupos de la oposición. Munté ha dicho esto tras la reunión semanal del Gobierno catalán, que el presidente, Artur Mas, ha aprovechado para mostrar su “disgusto” por la filtración de la semana pasada que reveló serias discrepancias en el seno del Ejecutivo por el acercamiento a la CUP. Según Munté, “estas conversaciones y acuerdos no alejan de la centralidad al Gobierno catalán”.

Los dos partidos secesionistas sostuvieron que tienen el mandato democrático del 27-S para celebrar el pleno y explicaron que el PP ha hecho “abuso de derecho” para torpedear la convocatoria al retrasar su constitución como grupo parlamentario. La supuesta estrategia de los populares fue en vano porque la Mesa rechazó la propuesta de Ciudadanos y PSC de que no se debata el texto. “Lo que estamos haciendo es cumplir el reglamento. No hacemos nada ilegal”, señaló Forcadell en alusión a los trámites para convocar el Pleno.

Tras la tensa reunión de la Junta, los tres partidos constitucionalistas anunciaron por separado los recursos de amparo al Constitucional. La fotografía conjunta la reservan para hoy en Madrid.

Los tres textos serán diferentes pero compartirán un apartado común reclamando al tribunal que les ampare porque se celebró una Junta de Portavoces sin asistir el PP como grupo. Fuentes de los tres partidos admitieron que el recurso no paralizará la sesión. No es fácil el papel para el PSC: siempre ha afirmado que no quiere participar en ningún “frente” pero ayer no dudó en ir de la mano en este punto con los partidos de Mariano Rajoy y de Albert Rivera. “Coincidimos en el diagnóstico desde que la resolución es ilegal. Pero esto no es un frente porque no habrá una alianza estable”, señaló Iceta.

Los diputados de Ciudadanos y del PP confirmaron que si se llega a celebrar el pleno no abandonarán sus escaños y participarán en el debate. Esa fue su actitud en 2013 durante la discusión de una moción de condena contra el franquismo tras una disputa con la CUP. “Que nadie piense que no estaremos. Daremos la cara”, dijo Albiol.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información