Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una testigo del ‘caso Càlig’ dice que el acusado amenazó a la joven asesinada

El sicario y el presunto mediador niegan los hechos en el juicio por el doble crimen

Caso Càlig: Familiares de Yalennis Valero y Juan Manuel Mata Ampliar foto
Familiares de Yalennis Valero y Juan Manuel Mata, las dos víctimas del doble crimen, antes del comienzo del juicio.

“La obsesión era demasiada. Era celoso obsesivo y quería que Yalennys viviera en exclusiva para él”. Yairet Valero, hermana de una de las víctimas del doble crimen de Càlig, ha declarado este lunes que Isauro López, el empresario acusado de encargar el asesinato, estaba obsesionado con su hermana Yalennys, y la controlaba hasta el punto de “instalar micrófonos en la casa y en el coche y escuchar sus conversaciones telefónicas”.

Las hermanas sospechaban incluso que Isauro las estaba medicando, cuando percibieron un sabor extraño en la comida durante los meses que vivieron juntos en un apartamento en Benicarló. Yalennys y el empresario mantenían una relación sentimental desde principios de 2003. Según Yairet, su hermana tenía miedo del comportamiento de Isauro, que las amenazó y les dijo que “Yalennys iba a acabar prostituida, muerta y tirada en un barranco”.

El testimonio de Yairet Valero es clave en este proceso judicial ya que vivía con la víctima en 2005, cuando un sicario ejecutó de dos tiros en la cabeza a su hermana Yalennys y a un amigo de ésta, Juan Manuel Mata, en su casa de Càlig. En 2008 se condenó a Emilio Pérez como autor material de las muertes y ahora se juzga al empresario Isauro López por, supuestamente, encargar y pagar por los crímenes, y a Manuel Antonio M. como la persona que presuntamente puso en contacto al empresario con el sicario. Durante su declaración en la primera sesión del juicio, Isauro López negó que ordenara la ejecución de su expareja.

El sicario y el presunto mediador dicen que no se conocen

En la segunda sesión del juicio celebrado en la sección Primera de la Audiencia de Castellón también ha declarado por videoconferencia Emilio Pérez, condenado a 44 años de prisión como autor material del doble crimen. Pérez ha negado el encargo de las muertes y ha desmentido que le pagaran por hacer de sicario. Tampoco ha reconocido a Manuel Antonio M., acusado de mediador.

Por su parte, Manuel Antonio M. ha explicado que sí coincidió con Emilio Pérez en prisión, cuando cumplía una condena anterior, pero que nunca coincidieron en el mismo módulo ni mantuvieron relación, ni en prisión ni fuera de ella. También ha asegurado que no conocía a Isauro López, y ha negado que pusiera en contacto a ninguna de las dos partes. Los acusados se enfrentan a 52 años de prisión, por dos delitos de asesinato y allanamiento de morada.

Más información