Cifuentes contrata a 360 conductores de Metro 48 horas antes de la huelga

La mitad de los trabajadores serán a tiempo parcial Los paros han sido anunciados por tres sindicatos

Cristina Cifuentes, junto al portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, en rueda de prensa.
Cristina Cifuentes, junto al portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, en rueda de prensa.álvario GArcía

Cristina Cifuentes, presidenta del Gobierno regional, se ha propuesto "que el metro de Madrid vuelva a volar" y ha anunciado, tras el Consejo de Gobierno del martes, que van a contratarse a 360 nuevos conductores. De estos, 180 trabajarán a tiempo parcial y sobre todo suplirán a la plantilla fija en verano, cuando la frecuencia empeora y desespera a los usuarios. Su primera oferta al comité de empresa fue de 80 maquinistas. Hoy la línea 6 ha sufrido un colapso de casi tres horas.

La presidenta no ha querido precisar el coste que tendrá el aumento de plantilla para las arcas regionales poco después de anunciar que la Comunidad presumiblemente acudirá al Fondo de Líquidez Autonómica por falta de dinero. La deuda de Madrid ascendía en 2014 a 25.000 millones de euros. Los usuarios de metro —que con el desempleo decrecieron— comenzaron a recuperarse en 2014 (560,8 millones de viajeros) y la tendencia continúa en 2015.

En 2013, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la empresa pública dejó sin trabajo a 163 conductores y cambió de puesto a otros 76. Cifuentes no se plantea readmitir a los despedidos directamente: "No es posible legalmente. Cualquiera tiene que repetir la formación. Es obligatorio y aconsejable". Aunque estos conductores sí que podrán apuntarse a los procesos de selección. "Calculamos que a mediados de 2016 los conductores podrían empezar a trabajar. El proceso de selección comenzará el mes que viene y el período de formación en febrero", ha explicado Cifuentes que con esta medida pretende mejorar la frecuencia del servicio  -ralentizada en 2011- un 14%. El Servicio de Empleo Regional va a encargarse de la selección y los escogidos tendrán que pasar un test psicotécnico.

"Tenemos vagones pero no tenemos conductores", sostiene la presidenta regional que es "usuaria [del servicio público] los fines de semana". Por esa carencia, "trenes que debían pasar cada cinco minutos lo hacen cada 12", asegura. Según Cifuentes, las negociaciones con el comité de empresa de Metro para aumentar la plantilla arrancaron hace un mes."Por eso no entiendo los paros anunciados para el jueves; me sorprenden". La presidenta cree que "tiene más que ver con que se acercan unas elecciones generales que con otra cosa". 

Ignacio Arribas, el delegado sindical de Comisiones Obreras en Metro, se “alegra” de los contratos y de los “primeros resultados” de su anunciada huelga. Los paros están programados para el jueves de 07.00 a 09.00 y de 18.00 a 20.00, pero previsiblemente se desconvocarán mañana por la tarde. “La presidenta ha dado un paso de acercamiento y probablemente los trabajadores den otro”, explica Teo Piñuela, el delegado de UGT. “Pero ha entendido el mensaje a medias. Se necesita un plan de choque. De nada sirve tener maquinistas si no hay personal de estación o quien mantenga los vagones y las vías”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS