Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘brunch’ muy sibarita

Melómana perdida, apasionada de la buena mesa y “obsesionada” con estar en forma. Estos tres ejes marcan las rutas urbanas de la actriz y directora canaria

Antonia San Juan en la cafetería de 'The Hat Madrid'. Ampliar foto
Antonia San Juan en la cafetería de 'The Hat Madrid'. EL PAÍS

1. Ekseption. Es una tienda donde puedes encontrar un vestido de Balenciaga o un bolso de Olympia Le-Tan. Traen caprichos, prendas muy especiales. Me parece uno de los locales más chic de Madrid. Aunque para diario me vista de Zara, siempre está bien tener algo de fondo de armario y buenos complementos, que son muy importantes. (Velázquez, 28).

2. The Hat Madrid. Es un hotel, pero tiene un área estupenda y tranquila para tomar café y charlar. Me gusta su ambiente berlinés, la decoración y sus díafanos espacios te trasladan a la capital alemana. (Calle Imperial, 9).

3. Platea.Tengo apego a los teatros y el lugar más seguro del mundo para mí es el escenario. En este restaurante, el antiguo cine Carlos III, se puede cenar desde un palco con el escenario de fondo. Y a mí ver un escenario me relaja mucho. Aquí he pasado momentos muy buenos con amigos como Félix Sabroso o Elena Benarroch. (Calle de Goya, 5-7).

La despedida de Estela

Es difícil encasillar a Antonia San Juan (Gran Canaria, 1961). La actriz, directora, guionista y productora se despide de su icónico papel de Estela Reynolds en 'La que se avecina' y se sube al escenario del Nuevo Apolo con la obra 'Lo malo de ser perfecto'.

4. Metropolitan Palacio de Santa Ana. Estoy un poco obsesionada con estar en forma; tengo 54 años y quiero sentirme guapa. El gimnasio para mí es un ritual: acudo a diario. En realidad, puedo entrenar en cualquier lugar siempre que tenga una elíptica y unas pesas. Este cuidado centro deportivo me pilla al lado de casa; se trata de un lugar al que apetece ir. Además, tiene una piscina con chorros y una sauna, donde te puedes relajar de lo lindo. (Plaza del Ángel, 6).

5. Café de las Letras. Es mi sitio para ir a escribir. Gran parte de mi trabajo se ha forjado allí. He creado muchas cosas: guiones de cine, proyectos para televisión, películas, poemarios... Y también me he preparado textos para después interpretarlos. Es un poco como mi segunda oficina. (Calle Gran Vía, 11).

6. La Recova. Me encanta esta casa de muebles y decoración, especializada en los años cincuenta y sesenta, de El Rastro. Adoro los muebles vintage y sobre todo de esas décadas. Tienen muchas cosas diferentes y me gusta ir los domingos antes del vermú aunque solo sea a mirar. (Plaza General Vara de Rey, 7).

7. Museo Thyssen. Es una de las joyas culturales de la ciudad. Además de la exposición permanente, la temporales son excelentes, como la actual del pintor noruego Edvard Munch. Siempre que hay algo nuevo allí me tienes. Y, por supuesto, también me gusta mucho el Reina Sofía. Los museos de Madrid son lugares imprescindibles. (Paseo del Prado, 8).

8. Hotel Ritz. En este lugar desayuno los domingos que no me toca hacer dieta; es decir, cuando veo que la báscula está baja y me puedo permitir subir un kilo. Como mucha verdura, mucha fruta y mucho pescado. Me cuido, pero disfruto de algún capricho de vez en cuando; este brunch es uno de ellos. (Plaza de la Lealtad, 5).

9. Teatro Real. Me saco el abono de la ópera porque soy una melómana perdida. El compositor que más me gusta es Mozart, pero estoy abierta a todo. Además me encantan el ritual de ir al Real. (Plaza de Isabel II s/n).

10. Restaurante Ginger. Me gusta comer allí casi a diario porque sirven platos tradicionales, de los de toda la vida. (Plaza del Ángel, 12).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información