Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSC y C's intentan evitar que la Mesa del Parlament sea independentista

Eva Granados, número dos de los socialistas, pide una reunión de todos los portavoces

Eva Granados, portavoz del grupo socialista en el Parlament.
Eva Granados, portavoz del grupo socialista en el Parlament.

La aritmética parlamentaria para conseguir puestos en la Mesa del Parlament está en el centro de las reuniones de los grupos en las semanas previas a al arranque de la legislatura. El PSC y Ciutadans mueven hilos para evitar que las siete plazas del organismo —presidente, dos vicepresidencias y cuatro secretarías— estén copadas en su mayoría por diputados independentistas, ya sean los cinco de Junts pel Sí o dejando alguna plaza a la CUP. La número dos de los socialistas, Eva Granados, ha reclamado este martes al portavoz de la candidatura unitaria de CDC y ERC, Jordi Turull, que convoque una reunión con todos sus homólogos a la vez.

Las diferentes formas de contabilizar los apoyos recibidos en las urnas pueden dar lugar a una composición más o menos plural en la mesa de la cámara catalana, según Granados. La portavoz del PSC alega que su partido teme por "la pluralidad de la Mesa" y que "lo que ha votado la gente no se refleje" en el organismo que controla los procedimientos de la Cámara.

La teoría de los socialistas es que Junts pel Sí podría interpretar que la mayoría independentista en diputados se tiene que trasladar a la Mesa. Como ejecutores de esta hipótesis, Granados señala a la formación anticapitalista: "Tenemos preocupación de que los votos de la CUP puedan facilitar mayorías alteradas del resultado del mandato popular".

Acuerdo PSC-Sí que es Pot

El PSC también ha pedido este martes una reunión de la Diputación Permanente para añadir la comparecencia de otro consejero en funciones de la Generalitat, después de que la semana pasada ya reclamara junto con Catalunya Sí que es Pot las intervenciones de Irene Rigau, Boi Ruiz y Mas-Colell por diferentes asuntos.

En esta ocasión los socialistas quieren que sea Santi Vila, consejero de Territorio en funciones, quien de explicaciones a la cámara por dos temas:la ILP de urgencia habitacional y pobreza energética que se aprobó en el último pleno y la renta de emancipación que el Gobierno del PP impugnó por medio del Tribunal Constitucional. Según Granados, “ante la previsible tardanza en formar Gobierno”, los socialistas quieren empezar a trabajar.

El PSC y Ciutadans, por su parte, creen que la composición debe ser "plural" y cada grupo tiene que tener un representante. La líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, ha insistido en la misma idea en la sede de su partido, aunque ha reconocido que tendrán dificultades para conseguirlo:  "Esto no solo depende de nosotros, sino de un acuerdo entre todos", informa Ana González Liste. Fuentes del partido han explicado durante las últimas dos semanas en que están negociando tener "como mínimo" una vicepresidencia, pero reconocen que también aspiran a una secretaría.

En 2015, la partida asignada a los salarios de los componentes de la mesa ha ascendido a 572.000 euros, según los presupuestos del Parlament. De ellos, 121.679,48 euros brutos corresponden a la presidenta, 88.006,10 euros brutos a cada vicepresidente y 68.725 euros al año a cada secretario.

El líder de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, prevé que las negociaciones durarán prácticamente hasta el día de la constitución del Parlament, que varios diputados sitúan entre el 23 y el 26 de octubre. "Esto va para largo", añade.