Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió se queda fuera del Parlament

“No solo no hemos ganado, hemos perdido las elecciones”, aceptó Duran

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) no estará en el Parlament. Los peores pronósticos se han cumplido y la formación liderada por Josep Antoni Duran i Lleida y Ramon Espadaler no ha obtenido ningún escaño y unos 100.000 votos. Unió no logró superar el umbral del 3% de los sufragios, la barrera que impone la matemática electora.

“No solo no hemos ganado, hemos perdido las elecciones”, aceptó Duran, que puso su cargo a disposición del Consejo Nacional del partido. “No tardaremos en volver a tener elecciones en Cataluña”, advirtió. La derrota es aún más dolorosa si se tiene en cuenta el objetivo autoimpuesto por la propia candidatura, obtener al menos cinco diputados y así tener un grupo parlamentario propio. Esta idea de “tener voz propia” fue repetida mitin tras mitin. Las últimas encuestas parecían mostrar un repunte de UDC pero este escenario no se consolidó. El mejor resultado lo obtuvo Josep María Pelegrí en Lleida, con el 3,5% de los sufragios (unos 7.900 votos). Espadaler, en Barcelona, solo logró el 2,4% del voto.

Esta era la primera vez que Unió se presentaba en solitario y era la prueba de fuego tras su separación de Convergència, después de 32 años de federación. Los democristianos se lanzaron a la caza del votante de toda la vida de CiU, defendiendo que ese perfil catalanista y no soberanista estaba vacío. “Teníamos espacio pero no teníamos el tiempo”, repitió ayer Espadaler. Duran también dijo que Unió se presentará a las elecciones generales y que el candidato también se decidirá el Consejo Nacional el 17 de octubre.

UDC solo tiene 4.000 militantes y se enfrentó a una escisión en junio. “El tiempo del diálogo volverá, de la política de matices y Unió estará ahí”, remató Espadaler.

Ramon Espadaler (Vic, 1963), candidato de Unió (UDC) aspiraba en este 27-S a que su partido tuviera voz propia en el Parlament. El candidato propuso durante la campaña un gobierno de concentración, catalanista y de centro que sirva de alternativa al Ejecutivo independentista o de "izquierda radical" que podrían salir de las urnas. El candidato socialista Miquel Iceta ya respondió a la propuesta y se ofreció a liderar el Gobierno propuesto por UDC. "Si no hay una mayoría independentista espero que muchos independentistas, que son buenos patriotas, quieran ayudarnos a encontrar buenas soluciones para reforzar el autogobierno", dijo el líder del PSC.

Por su lado, el líder democristiano Josep Antoni Duran i Lleida ha insistido en no ignorar las voces que advierten sobre los posibles afectos adversos de una declaración unilateral de independencia.