Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP se reivindica como garante de la independencia y la ruptura

Baños asegura que el “miedo” ahora lo tienen los no soberanistas

Antonio Baños (camisa blanca), en el mitin final de campaña de la CUP en Badalona.
Antonio Baños (camisa blanca), en el mitin final de campaña de la CUP en Badalona.

La CUP ha tenido que luchar toda la campaña electoral contra las críticas de los otros partidos de la izquierda por su cercanía al proyecto independentista de Convergència y Esquerra. La candidatura de Antonio Baños aprovechó hasta el último minuto para reivindicar su propio perfil como garante no solo de la independencia, sino también de la ruptura con el actual sistema. Y no dudaron en cargar contra el “discurso del miedo” que, según él, ha empleado izquierda y derecha para desalentar a los independentistas. “A los del discurso del miedo les asusta la unidad popular. El miedo ha cambiado de bando y la alegría ha caído de nuestro bando”, dijo el candidato Antonio Baños.

La candidata Gabriela Serra lo dijo muy claro en el acto celebrado anoche en Badalona: “Tenemos dignidad y voluntad democrática, por eso también tenemos ganas de ser más. Ventilaremos el Parlament para que se hable de dignidad, de lucha y de convicción”. En esta campaña la CUP tardó en definir si contaría escaños o votos, Baños dejó claro que sin ambas mayorías no se podían hacer las mismas cosas. Ayer, otro miembro de la lista, Albert Botran, utilizó una metáfora de casinos para explicarlo y no dudó en poner en contradicción las palabras del líder: “Si ganamos en escaños seguimos adelante con la independencia porque habremos ganado la partida, pero si lo hacemos en votos habremos reventado la banca y eso nos gusta”.

“Si hay una garantía para la independencia es la CUP”, afirmó la candidata Anna Gabriel entre gritos a favor de la secesión. “Somos el independentismo que desafía las amenazas de los poderosos y a aquellos que hacen ver que podemos ser un problema para el independentismo. Somos los que hace 40 años que nos manifestamos el 11-S”, explicó. Gabriel insistió en que Artur Mas es quien tiene que clarificar si está al lado del pueblo y de la ruptura con España.

“Somos un pueblo que ha reventado el autonomismo”, dijo Baños, “somos el país con abuelos extremeños que votan a la CUP”. Las referencias del líder de Podemos Pablo Iglesias al origen se recibieron en la izquierda independentista como un agravio innecesario para conseguir votos y han reivindicado la unidad y la inclusión en todos sus actos.

La izquierda independentista se reivindica como el voto seguro, de la “independencia seguro” frente al voto útil al que alude la otra lista independentista, Junts pel Sí. “Queremos que la luz, el agua, el techo y el pan sean derechos fundamentales en una República catalana”, manifestó Gabriel. Como afirmó el diputado David Fernández: “Lo queremos todo. Nadie nos hará elegir entre libertad y justicia”.