Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romeva asegura que Junts pel Sí no dependerá de la CUP para gobernar

El candidato apela a la mayoría absoluta para acallar las dudas sobre el futuro de Mas

Romeva con universitarios
Raül Romeva ayer en un encuentro con universitarios. EFE

A Raül Romeva se lo han preguntado prácticamente cada día esta campaña: “¿Usted será presidente si la CUP lo pone como condición para sumar con Junts pel Sï?”. CDC y ERC, que pactaron que en caso de victoria el candidato a presidente sería el número cuatro, Artur Mas, y ante las dudas Romeva siempre responde con evasivas.

Cuando ayer, en un almuerzo informativo, le volvieron a insistir por esa posibilidad confesó que estaba cansado de responderlo, y pronunció dos palabras que evitaban Junts el Sí, las que se refieren a obtener 68 diputados en el Parlament. “El día 27 ganaremos por mayoría absoluta y Mas será presidente”; proclamó sin titubear, después de justificar su papel instrumental en el primer puesto: “No soy candidato a la presidencia de la Generalitat, soy el cabeza de lista en una candidatura con mucha gente y muchos partidos”, justificó.

Romeva siempre argumenta que el invento tiene sentido por el carácter plebiscitario que quieren imprimir a las elecciones: “La lista de Junts pel Sí es una cosa revolucionaria, totalmente diferente de lo que se ha hecho hasta ahora”.

Hasta ahora, la candidatura no había mencionado la posibilidad de una mayoría absoluta porque, más allá de verla lejana en los sondeos —ninguno la ha pronosticado— temían que desembocara en una fuga de votos secesionistas hasta la CUP. Por ello insistían en la necesidad de una “victoria amplia” para que el resultado se entendiera en el mundo.

Artur Mas, que evitó por la noche en Sabadell mencionar la posibilidad de una mayoría absoluta para Junts pel Sí, sí pidió a una victoria abrumadora de los independentistas para “enviar un mensaje” a Madrid. Mas pidió al Gobierno seguir el ejemplo del primer ministro británico, David Cameron, que decidió autorizar un referéndum tras una victoria por mayoría absoluta de los independentistas escoceses.

“Destrucción masiva”

El presidente de la Generalitat pidió al Ejecutivo que también apueste por la seducción y lamentó que hasta ahora solo hayan usado “armas de destrucción masiva”. Y sentenció: “Les advertimos de una cosa, las armas de destrucción que nos traen de Madrid no destrozarán nuestra dignidad, nuestro proyecto, nuestro sueño, la libertad de Cataluña”. Mas pidió un último esfuerzo a los votantes para no perder la oportunidad. “Demasiadas veces nos hemos quedado justo en la línea. Lo tenemos cerca. Debemos conformar una gran mayoría que se lea como un mensaje claro, inequívoco, transparente, y definitivo”.

 

 

 

Más información