Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el alcalde de Llodio por no izar la bandera española

Un juzgado de Vitoria impone a Natxo Urkixo (EH Bildu) una multa de 1.500 euros mensuales por negarse a colocar la enseña nacional

Un juzgado de Vitoria ha condenado al alcalde de Llodio, Natxo Urkixo (EH Bildu), a multas de 1.500 euros mensuales por negarse a colocar la bandera española en un lugar destacado de la casa consistorial y que tendrá que pagar hasta que sea restaurada.

Urkixo se ha convertido de este modo en el primer alcalde condenado en Euskadi por este motivo, como consecuencia de un conflicto judicial que data de 2008 cuando el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco estimó un recurso de la Abogacía del Estado y ordenó que la bandera española se izase en el Ayuntamiento.

La sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Vitoria recoge que el alcalde es el "responsable directo" del "reiterado incumplimiento" del consistorio para acatar los mandatos judiciales.

EH Bildu critica la "imposición del Estado español" a las instituciones vascas

Así, impone al alcalde de Llodio sanciones mensuales sucesivas de 1.500 euros hasta que se coloque la bandera española en el consistorio.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha opinado en declaraciones a Efe que esta resolución "es la muestra de que el incumplimiento de la ley ha dejado de ser algo habitual en el País Vasco".

"La convivencia en libertad pasa expresamente por el respeto a los símbolos y por el cumplimiento de la Ley. Los procesos judiciales pueden ser largos, tediosos, pero nunca inútiles", ha advertido.

Urquijo, natural de Llodio y de cuyo Ayuntamiento ha sido concejal con el PP, ha dejado claro que se mantendrá "vigilante" y ha adelantado que de persistir la negativa a izar la bandera española solicitará la inhabilitación del alcalde por desobediencia y prevaricación.

Por su parte, EH Bildu ha reaccionado con dureza ante la decisión judicial. En un comunicadio, la coalición censura que "una vez más que el Estado español impone símbolos a las instituciones de Euskal Herria" que "de ninguna de las maneras siente como propias una gran mayoría de la sociedad vasca".

"Euskal Herria necesita herramientas para poder hacer frente a las imposiciones provenientes del Estado español", añaden en la nota. En ese sentido, EH Bildu asegura que trabajará "para que la ciudadanía vasca pueda tomar todas las decisiones que afectan a su día a día, también en todo lo referente a los símbolos".