Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo admite que reducir consellerías restó “presencia” al rural y la pesca

El presidente anuncia una nueva rebaja de impuestos y dice que las mareas municipales tienen "miedo a gobernar"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, admitió esta mañana que su decisión de reducir el número de consellerías de su gobierno y fusionar en una sola las áreas de Medio Rural y Mar restó “presencia” a esos sectores. Así lo dijo en un acto informativo organizado por Fórum Europa en el que cargó contra el “miedo a gobernar” que atribuye a los nuevos gobiernos municipales de las mareas ciudadanas y apostó por un nuevo impulso político en el último año de su segunda legislatura, con la celebración en las próximas semanas del debate sobre el estado de la autonomía, la presentación de los presupuestos gallegos para 2016 que incluirán una nueva rebaja de impuestos autonómicos y la aprobación de la ponencia política del PP.

“Sí echo de menos algunas áreas de la Xunta que tengan mayor presencia en el día a día”, dijo el presidente cuando un representante del sector pesquero le preguntó por la fusión en una sola de las anteriores consellerías de Medio Rural y Mar. Pese a ese reconocimiento de la poca visibilidad que tienen los problemas de ambos sectores hasta que estalla una crisis como la de los precios de la leche, el presidente defendió las políticas desarrolladas por su gobierno. En general, Feijóo aseguró que la “mejor situación económica de Galicia”, que atribuyó a la gestión de su gobierno, permitirá a la Xunta realizar una nueva bajada de impuestos autonómicos en 2016, en particular de sucesiones y donaciones. Según dijo, pretende así “devolver a las clases medias su esfuerzo” con el “único límite” de que dicha rebaja fiscal no afecte a los servicios públicos.

Frente a sus actuaciones, Feijóo criticó a los que a su juicio tienen “miedo a gobernar”, en referencia a los nuevos ejecutivos municipales de las mareas ciudadanas, cuyos primeros cien días de gobierno consideró vacíos. “Vivían libres de cualquier otra cosa que no fuese protestar, señalar problemas o pedir medidas, bastante imprecisas, para hacerles frente", dijo Feijóo, y añadió que no cree “que ningún gobierno [de las mareas] sea recordado hasta ahora por ninguna medida". Según el presidente, esas nuevas plataformas políticas sufrirían un particular “síndrome de Peter Pan” por resistirse a crecer y asumir responsabilidades. Feijóo, sin embargo, atribuyó en parte ese supuesto inmovilismo a una “táctica” consistente en no significarse políticamente en exceso antes de las elecciones generales que se celebrarán a final de año para obtener en ellas un mejor resultado.

Feijóo lanzó estas críticas en una sala en la que, junto a numerosos miembros de su gobierno y del sector empresarial gallego, estaban presentes el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, y el secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo. Noriega comentó la intervención de Feijóo en las redes sociales mientras esta se estaba produciendo: “No me sorprende escuchar la opinión política de Feijóo. Más allá del necesario diálogo institucional, habitamos opiniones políticas antitéticas”. Antes de iniciarse el encuentro informativo, el alcalde de Santiago también criticó, en declaraciones a los medios, la configuración de la nueva dirección de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), presidida por el alcalde socialista vigués Abel Caballero. “Esta FEMP no nos representa”, dijo Noriega.