Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas quiere un 27-S con observadores internacionales

El año pasado la Generalitat ya invitó a un grupo de eurodiputados a presenciar la votación del 9-N

Artur Mas, en un mitin celebrado el miércoles en Badalona.
Artur Mas, en un mitin celebrado el miércoles en Badalona. EL PAÍS

La Generalitat quiere que las elecciones del próximo día 27 tengan la máxima repercusión internacional. Para lograrlo ha cursado una invitación a varios eurodiputados y diputados de Parlamentos nacionales extranjeros para que acudan a Cataluña a “seguir” la jornada electoral. El interés del Gobierno catalán por conseguir repercusión exterior se ha acentuado tras las advertencias de la Comisión Europea sobre las consecuencias de la secesión. El vicepresidente responsable del Euro dijo ayer que no tienen intención de “influir” en los votantes.

La invitación no la ha cursado directamente el Gobierno catalán, sino el Diplocat, el organismo diplomático que la Generalitat ha utilizado para internacionalizar el llamado proceso soberanista. La invitación rehúye el término “observador internacional” y se refiere al grupo invitado como una “delegación parlamentaria multipartita”. Fuentes del Gobierno catalán aclararon ayer que no es la primera vez que se cursan invitaciones de este tipo. El año pasado la Generalitat invitó a un grupo de eurodiputados a presenciar la votación de la pseudoconsulta independentista del 9-N.

La carta de la invitación recuerda que en las elecciones de 2012 se registró una “mayoría de tres cuartas partes del Parlamento catalán a favor de celebrar un referéndum de independencia similar al de Escocia”. “Durante tres años el Gobierno español ha bloqueado todas las vías legales existentes para celebrar este referéndum”, prosigue. Con ello defiende la celebración de la pseudoconsulta del 9-N, en la que votaron casi 2,5 millones de personas.

La importancia de las elecciones de la próxima semana la justifica la Generalitat de la siguiente manera: “La decisión de celebrar unas elecciones anticipadas se ha considerado como la única vía legal posible para que los catalanes expresen su opinión sobre el futuro político de la región”. Y concluye: “Por lo tanto, las elecciones del 27 de septiembre pe consideran, de facto, un referéndum de independencia”.

Selección de invitados

La Generalitat no informó ayer sobre cuántos cargos electos han respondido a la invitación. Sí reiteró que lo único que busca es facilitar que representantes públicos de otros países puedan ver en primera persona el desarrollo de la campaña electoral.

La Generalitat no es el único organismo que directa o indirectamente invita a observadores. También lo han hecho algunas entidades independentistas como ya ocurrió el 9-N. La iniciativa de Diplocat busca, precisamente, seleccionar a los invitados entre los grupos políticos más representativos y evitar dar relevancia a otros marginales o que podrían resultar más incómodos para el soberanismo catalán, según fuentes del organismo.