_
_
_
_

El PP aspira a pasar página al batacazo de las elecciones municipales

El candidato Xavier García Albiol plantea una campaña "sin ministros y sin mítines"

Xavier García Albiol encesta recordando sus tiempos de jugador de baloncesto, ayer en el acto inaugural de la campaña del PP.
Xavier García Albiol encesta recordando sus tiempos de jugador de baloncesto, ayer en el acto inaugural de la campaña del PP.MARTA PÉREZ (EFE)

El Partido Popular arranca la campaña buscando pasar página al batacazo que vivió hace cuatro meses en las elecciones municipales, cuando perdió el 36% de los votos y la mitad de los concejales en Cataluña. También a la etapa de Alicia Sánchez-Camacho, empañada últimamente por el polémico caso de Método 3. Para lograrlo, los populares han fijado la mirada en Barcelona y su área metropolitana. “Es una zona que no acostumbra a votar y aquí hay mucho voto oculto del no a la independencia. Si votan masivamente, nos puede beneficiar”, admite el candidato del PP, Xavier García Albiol

El exalcalde de Bardalona –el único, junto a Manuel Reyes de Castelldefels que resistieron el envite en las municipales– se ha propuesto imponer su “estilo” para realizar una campaña electoral “diferente”. “Será una campaña sin ministros y sin mítines”, ha resumido. El candidato quiere repetir la fórmula populista que le ha funcionado en Badalona –ganó las pasadas elecciones, pero una coalición de izquierdas le arrebató la alcaldía- y “pisar la calle”, más que encabezar los típicos mítines encorsetados. No obstante, el candidato ha admitido que no podrá evitar las arengas convencionales los cuatro o cinco días que asista el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Tampoco lo hizo este jueves por la noche en el acto de inicio de campaña, que tuvo lugar en el pabellón deportivo de Can Dragó, en Barcelona.

Albiol centró sus críticas en Artur Mas, al que acusó de "no dar la cara" y "esconderse en el numero cuatro" de la lista. "Me gustaría debatir con Mas, pero se ha escondido como un conejito", espetó. El candidato también tachó al presidente catalán de "incompetente" y lo acusó de centrarse solo en el proceso soberanista. "Menos procés y más hospitales y educación", reclamó Albiol, que quiso dar el pistoletazo de salida a la campaña encestando una pelota de baloncesto, rememorando así sus años como jugador de este deporte.

 El PP también ha asegurado que en esta campaña no se va realizar un “desembarco de ministros” y cuando alguno de ellos visite de Cataluña protagonizará sus propios actos. “Yo no necesito un ministro a mi lado cuando visite un mercado”, ha justificado Albiol, que también lo ha justificado por la necesidad de “rentabilizar esfuerzos” y poder cubrir más territorio.

Los populares encaran con optimismo estas dos semanas porque consideran que pueden recuperar terreno en las malas encuestas electorales, que en verano pronosticaban la pérdida de la mitad de los diputados –actualmente tienen 19-. El CIS de este jueves le otorgaba entre 12 y 13 escaños. Pero las aspiraciones populares apuntan a lograr convertirse en segunda fuerza en Cataluña.

Bajo el lema “Unidos ganamos. Plantemos cara”, el PP plantea una campaña básicamente centrada en el eje soberanista y en explicar argumentos que “eviten la ruptura” que plantean los partidos nacionalistas. Albiol admite que será difícil evitar que ello se convierta en el monotema esta campaña y también intentarán centrarse en las propuestas sobre la recuperación económica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PP destinará para esta campaña 2,4 millones de euros, un 30% menos que en las autonómicas de 2012.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_