Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó propone el Veles e Vents como centro de distribución de refugiados

El Ayuntamiento de Valencia crea una página web para la acogida de exiliados

El PP está a favor del corredor humanitario pero no ve funcional el edificio de Chipperfield

El edificio Veles i Vents, de David Chipperfield y Fermín Vázquez. Ampliar foto
El edificio Veles i Vents, de David Chipperfield y Fermín Vázquez.

El Ayuntamiento de Valencia ha creado una página web para coordinar las aportaciones de los ciudadanos a la acogida de refugiados sirios en la ciudad y destinará una partida económica todavía por determinar para la recepción de exiliados. También ha propuesto que Veles e Vents, edificio icono de la Copa del América construido por los arquitectos David Chipperfield y Fermín Vázquez para albergar a los invitados de la 32º edición de la Copa del América,se emplee como centro de distribución de refugiados si al final se crea un corredor humanitario.

Así lo han anunciado el alcalde, Joan Ribó, la coordinadora general del Area de Desarrollo Humano, Consol Castillo y el concejal delegado de Cooperación al Desarrollo y Migrantes, Roberto Jaramillo en una conferencia de prensa, donde han detallado también un plan de acogida de los refugiados en la ciudad.

Según Castillo, la fase de acogida comenzará con una reunión este miércoles de varias concejalías, entre las que se encuentran Desarrollo Humano, Limpieza, Patrimonio, Educación, Sanidad, Gobierno Interior y Protección Ciudadana, para formar un equipo de trabajo que "asuma la tarea de solidaridad y acogida, como ya ha hecho la ciudad con anterioridad".

Jaramillo ha explicado que la Corporación ha puesto en marcha una web para crear una base de datos de los ciudadanos que pueden colaborar. La página contiene un formulario con cuatro apartados en los que, después de rellenar los datos personales, los interesados pueden detallar si están dispuestos a acoger refugiados en su propia casa, si disponen de una habitación o una vivienda libre o si pueden contribuir al "voluntariado de apoyo", que incluye clases de castellano, interpretación y acompañamiento y diseño gráfico entre otras.

El edil ha señalado que el voluntariado de apoyo "es muy importante porque la administración anda muy justita de personal". El alcalde ha destacado que será "muy necesaria" la participación de intérpretes y nativos de árabe para facilitar la llegada de exiliados.

Jaramillo ha advertido de que "nadie espere una llamada mañana mismo para empezar a ayudar" porque "primero hay que saber cuánta gente va a venir y qué recursos dispondremos", además de "conocer a las personas que van a ayudar y comprobar que las viviendas de acogida estén en condiciones".

Ribó ha añadido que la partida económica que destinará el ayuntamiento tampoco se conocerá hasta que no se sepa el número de refugiados que lleguen a Valencia. Será un capítulo abierto por lo que si son necesarios se destinarán más fondos. El alcalde ha dejado la puerta abierta a establecer una cuenta corriente para recaudar fondos, pero ha indicado que "este es un tema que se tendrá que tratar con las organizaciones".

Castillo ha apuntado que la recepción debe ser una "gran cosa social que tiene que dar calor a las personas que vienen de un drama tan grande" y que la corporación municipal quier contar con la colaboración de organizaciones como ACNUR o Cruz Roja porque "son los que saben y los que pueden marcar la hoja de ruta que hay que seguir".

El Ayuntamiento de Valencia abrirá la iniciativa a otros municipios valencianos, con la Diputación de Valencia y la Generalitat en esta situación para "construir una red de administraciones para presionar al Gobierno central para que actúe".

La segunda fase del plan de acogida será la sensibilización, que, para la responsable de Desarrollo Humano, ha de complementarse con la "solidaridad espontánea" de la sociedad. "Tenemos que concienciar a la población de que esto es una cosa de todos, y para ello contaremos con sectores de los ciudadanos que nos ha mostrado apoyo ya", ha comentado.

Corredor humanitario

El alcalde se ha referido también a la propuesta que realizó la vicepresidenta del Consell y consejera de Políticas Inclusivas e Igualdad, Mónica Oltra, de establecer un "corredor humanitario" marítimo para trasladar a los refugiados desde Siria hasta las costas valencianas sin pasar por Europa. "Si se lleva a cabo, el Ayuntamiento propondrá utilizar el edificio Veles e Vents como centro de distribución", ha propuesto.

Para Ribó, éste es un "gesto simbólico", aunque ha recalcado que solo será "un centro de distribución, no de acogida" ya que "el Ayuntamiento no dispone de instalaciones suficientes para acoger". "Nos gustaría poder poner propiedades del Consistorio para la acogida, pero hemos visto que tenemos muy pocas instalaciones disponibles", ha señalado.

El primer edil ha comentado que no conoce aún la cifra exacta de refugiados que podrá acoger la capital pero ha apuntado que un "lo lógico sería que la Comunidad acogiera un 10% del total de refugiados que lleguen a España, y Valencia un 20 o 25%". En cuanto a la cifra, Ribó ha señalado que espera que el Gobierno central "no sea tacaño".

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia se ha mostrado dispuesto a colaborar con la acogida de refugiados si se lleva a cabo el proyecto del corredor humanitario que ha propuesto Oltra pero su portavoz, Alfonso Novo, ha precisado que apoyarán la opción "más funcional y práctica". 

"No sé si el Veles e Vents es la opción más funcional, así que si lo quieren usar para buscar enfrentamientos y rupturas, no estaremos a favor", ha advertido el portavoz popular.