Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El independentismo siembra dudas sobre si Cataluña seguirá en la UE

El presidente de la ANC se desdice después de asegurar que la salida era "inevitable"

Jordi Sánchez, presidente de la ANC.
Jordi Sánchez, presidente de la ANC.

La candidatura Junts pel Sí, de la que forman parte Convergència Democràtica y Esquerra Republicana, vivió ayer una nueva jornada de confusión, esta vez a cuenta de la eventual expulsión de la Unión Europea de una hipotética Cataluña independiente. La polémica la abrió el presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, quien admitió que Cataluña quedaría “indudablemente” fuera de la UE de forma “transitoria”. El propio Sánchez, cuya entidad forma parte de Junts pel Sí, rectificó más tarde sus palabras. La polémica llega semanas después de que el cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, pusiera en duda la continuidad de Artur Mas al frente de la Generalitat si gana su candidatura, lo que también tuvo que rectificar.

Hasta ahora los partidos independentistas siempre han defendido que la Unión Europea encontrará fórmulas para que, llegado el caso, Cataluña se pueda mantener como Estado miembro de la UE. Sánchez no niega esta máxima pero en declaraciones a la Cadena SER sí admitió que es una “realidad” que Cataluña “quedaría transitoriamente fuera de una zona como la UE”, aunque “eso no quiere decir salir del euro”. “En un momento inicial”, agregó, “es indiscutible, pero quedar fuera [de la Unión Europea] no quiere decir que no haya acuerdos de relación con la UE y que se puedan mantener todas las condiciones que hoy tiene en relación con Europa”.

El líder de la principal entidad independentista catalana se mostró confiado, pese a ello, en que se encontrará una solución negociada. “¿Ustedes creen que la UE, que está haciendo lo imposible para que Grecia no salga del euro, va a permitir que Cataluña salga del euro?”, se preguntó durante la entrevista.

La polémica que estas declaraciones provocaron dentro y fuera del independentismo obligaron a Sànchez a rectificar horas más tarde a través de su cuenta de Twitter lo que había dicho. “Es inexacto y rectifico”, dijo. “Cataluña seguirá formando parte de la UE si esta es la voluntad de los catalanes”, dijo. Añadió que los tratados europeos no prevén qué hacer ante una secesión, por lo que la pertenencia de Cataluña a la UE será “una decisión política y no jurídica”, ya que precisamente no hay base jurídica para prever la expulsión de un Estado catalán.

Romeva sitúa al PP como único rival el 27-S

Antía García

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, aseguró ayer, tras la primera reunión de trabajo conjunta de la candidatura independentista, que “si gana el ‘no’ el 27-S se lo apropiará el Partido Popular”.

Romeva alertó que si la independencia pierde en las urnas, el Gobierno del PP “continuará la tónica que hemos sufrido los últimos años, de restricción democrática, económica, en inversiones y de menos autogobierno”. Además, el candidato secesionista recordó que si se ha llegado hasta este punto es por la “falta de credibilidad democrática del Gobierno” y volvió a acusar al Ejecutivo central de ser el culpable de esta situación “por no dejar que el pueblo catalán se exprese” y aseguró que si se van a llevar a cabo estas elecciones es porque “es el único escenario que nos han dejado desde el Gobierno”.

Aunque para Romeva la independencia es la única salida, recordó que para lograrla es muy importante obtener una mayoría “incuestionable e incontestable” en las urnas porque si no su formación tendrá muchos problemas para “gestionar otro escenario”.

Sobre la comparecencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, el próximo 2 de septiembre ante la Diputación permanente en el Parlament, el cabeza de lista de Junts pel Sí aseguró que “Mas tiene potestad para reunir a esta comisión, y que puede hacerlo si lo considera necesario” Además, Romeva respondió a las críticas del resto de partidos que han tachado esta intervención de “electoralista”, asegurando que lo único que va a hacer el president es explicar el porqué de estas elecciones y responder a las preguntas del resto de grupos parlamentarios.

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, salió posteriormente en apoyo de la rectificación de Sánchez asegurando que la permanencia de una Cataluña independiente en la UE, “estará muy condicionada” a obtener un “mandato democrático claro” e “incontestable” en las elecciones de septiembre. “No hay nada escrito sobre la secesión de parte de un país, pero necesitamos una mayoría democrática clara”, reiteró.

La rectificación de última hora de Sánchez reabrió las dudas sobre la solidez del discurso y de las propuestas políticas de la lista Junts pel Sí, que incluye a Convergència Democràtica, Esquerra Republicana y entidades soberanistas como Òmnium o la propia ANC. La de Sànchez es la segunda rectificación de calado que tiene que hacer la candidatura después de que el cabeza de lista, Raül Romeva, llegara a cuestionar que Artur Mas siga como presidente de la Generalitat en caso de ganar. Mas es el número cuatro de la candidatura, posición que asumió para lograr el acuerdo con las entidades y ERC. Romeva también rectificó y aseguró que Mas sí será presidente.

Fuentes de la candidatura Junts pel Sí admiten las dificultades que están teniendo para soldar el discurso de cara al 27-S y después. A día de hoy no tienen un programa electoral y ya han adelantado que este será un posicionamiento de mínimos sobre todos los aspectos que vayan más allá de la declaración de independencia. De hecho, en asuntos sociales relevantes, como la puesta en marcha de una renta mínima garantizada, en la candidatura hay como mínimo tres posicionamientos diferentes: los que la defienden, los que la ven inalcanzable y posiciones intermedias.

 El PSC y Ciudadanos vieron en las primeras declaraciones de Sánchez la constatación de que “por fin” el independentismo asume “los riesgos” de una Cataluña independiente. “Hasta ahora diferentes líderes lo habían negado por activa y por pasiva”, recordó la portavoz socialista Eva Granados. Inés Arrimadas, de Ciudadanos, llamó a los independentistas a que se aclaren porque “la gente tiene que saber lo que votará el 27-S”.

“Que dejen de enredar”, dijo el candidato del PP a la Generalitat, Xavier García Albiol, antes de dar por sentado que un Estado catalán saldría inmediatamente de la UE y “los jubilados no podrían cobrar las pensiones”. El juego de afirmaciones y rectificaciones en el que ha entrado Junts pel Sí le sirvió también a Unió Democràtica para desmarcarse de sus antiguos socios de Convergència. “Nosotros transmitimos un mensaje claro”, dijo el candidato democristiano, Ramon Espadaler, quien reiteró que su partido nunca hará nada que “ponga en riesgo” la permanencia de Cataluña en la UE.

 

Más información