Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona votará si se adhiere a la AMI

CiU, ERC y la CUP fuerzan un pleno extraordinario para llevar adelante la propuesta

El Ayuntamiento de Barcelona decidirá antes del 11 del septiembre si entra a formar parte de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). El pleno, de carácter extraordinario, ha sido forzado por los grupos municipales de CiU (10 concejales), Esquerra Republicana (5) y la CUP (3), que presentaron este jueves el acuerdo firmado por once de sus ediles, el mínimo que se requiere para que prospere la petición. Pese a que el Ayuntamiento todavía no ha hecho pública la fecha de la convocatoria del pleno, la normativa municipal recoge que no pueden superarse los 15 días hábiles desde la petición. Por lo tanto, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tiene como fecha límite hasta el 11 de septiembre —que coincide con la celebración de Diada— para celebrar el pleno.

Se necesita mayoría absoluta del consistorio para formar parte de la AMI, por lo que la propuesta tendrá que contar con el apoyo de al menos 21 concejales. CiU, Esquerra y la CUP suman 18 en total. "Estamos trabajando para conseguir los tres restantes", explicó el líder republicano Alfred Bosch, que presentó el acuerdo sin el resto de partidos firmantes. El edil aseguró que los votos de su partido están garantizados, pero no quiso confirmar si el resto de grupos darían luz verde a la petición. "No olvidemos que CiU es una coalición con Unió, que se presenta por separado a las elecciones", recordó el republicano. Esta es la primera vez que el Ayuntamiento de Barcelona vota su adhesión a la AMI. El ejecutivo de Colau proponía en su programa que ese tema se decidiría con una consulta ciudadana.

El PSC votará no

Por su parte, el grupo municipal socialista, que lidera Jaume Collboni, confirmó ayer que votará en contra de la adhesión. El resto de partidos todavía no se ha pronunciado.

Los plenos municipales de Terrassa y Castelldefels aprobaron el pasado 24 de julio su adhesión a la AMI con los votos del PSC. En el caso de Castelldefels, la adhesión fue una de las condiciones que impuso ERC para aprobar el acuerdo de gobernabilidad suscrito por diversas fuerzas políticas para desbancar al popular Manuel Reyes de la alcaldía. En Terrassa fue posible gracias a los votos favorables de ERC, CiU, CUP y siete de los nueve ediles del PSC. Los otros dos regidores socialistas, entre ellos el alcalde Jordi Ballart, se abstuvieron. Terrassa, se convirtió así en la ciudad más poblada que forma parte de la AMI.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información