Jordi Jané explicará en el Parlament la muerte del ‘mantero’ de Salou

El consejero de Interior dará cuenta de la operación policial ante la Diputación Permanente

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané (c) explicando los detalles de la operación en Salou.
El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané (c) explicando los detalles de la operación en Salou.J. SELLART

El consejero catalán de Interior, Jordi Jané, ha pedido este jueves comparecer “cuanto antes” en el Parlament para dar explicaciones sobre la operación realizada por los Mossos d’Esquadra el pasado martes en Salou (Tarragona), durante la cual murió un mantero de origen senegalés. Jané, que ha participado en la junta de seguridad local de la localidad, dará cuenta de la operación policial en la que falleció Mor Sylla ante la Diputación Permanente, ya que la Cámara autonómica quedó disuelta tras la convocatoria de elecciones del próximo 27 de septiembre.

El titular del departamento de Interior ha detallado que su objetivo es dar “las máximas explicaciones con absoluta transparencia” de todos los hechos ocurridos el pasado martes en la localidad tarraconense. Jané defenderá en el Parlament la versión de los Mossos d’Esquadra, que sostiene que el mantero, de 50 años, cayó del balcón de su piso de Salou sin que ningún agente le llegase a tocar.

Más información
Altercados en Salou por la muerte de un senegalés en una operación policial
Un centenar de personas marcha en Salou por la muerte de un senegalé
La crisis cambió a Mor Sylla de albañil a ‘mantero’
La familia del senegalés muerto denuncia a los Mossos d’Esquadra

El hermano de Mor Sylla, Ibrahima, también había anunciado el miércoles la presentación de una denuncia ante los Mossos d'Esquadra para solicitar que se investiguen los hechos, aunque este jueves ha reconocido que la caída pudo haber sido fortuita.

La policía autonómica ha abierto una investigación interna para esclarecer los hechos y ha tomado declaración a todos los agentes que participaron en la operación desarrollada contra el top manta en el municipio de la Costa Dorada.

La versión de los agentes también está avalada por dos testigos, que aseguran que el fallecido quiso escapar del inmueble que estaba siendo registrado y cayó al vacío tras resbalar en el balcón, según ha relatado el propio consejero de Interior.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los compañeros de Mor Sylla replicaban este jueves que sí hubo contacto físico entre el fallecido y dos agentes, y que finalmente el senegalés cayó al vacío. Esta versión ha ido cambiando según han ido pasando las horas. El miércoles, el día siguiente de los hechos, EL PAÍS pudo acceder al apartamento donde vivía el fallecido y desde cuyo balcón cayó el mantero fallecido. Babakar, uno de los compañeros de piso, fue el que hizo las funciones de guía en esta visita a la vivienda.

En la puerta todavía se veía la señal que había dejado el ariete de los Mossos d’Esquadra. El compañero de piso del fallecido mostró dónde dormía Mor y la puerta por la que salió al balcón y terminó cayendo. Él no había visto nada, aseguraba entonces a este diario. Dormía en otra habitación, separada por un cuarto de baño, de la dependencia donde descansaban Mor y otro compañero. Escuchó entrar a la policía después de un fuerte golpe en la puerta, se lanzó al suelo y los agentes lo inmovilizaron en segundos.

Las versiones de Babakar

Pero este jueves, Babakar, en declaraciones a los medios de comunicación, que subían al tercer piso de la vivienda situada en la plaza de Sant Jordi de Salou, ha cambiado su versión. Ha asegurado que había visto desde otra habitación cómo dos agentes de los Mossos d’Esquadra persiguieron a Mor hasta el balcón. Allí, ha dicho, hubo contacto físico y varios empujones, y finalmente su compañero acabó cayendo al vacío y falleciendo en cuestión de minutos. Esta nueva versión de Babakar, diferente de la del miércoles, contradice a la de los Mossos d’Esquadra.

Preguntado por esta nueva versión del compañero de piso del fallecido, el director general de la Policía catalana, Albert Batlle, ha afirmado rotundamente que todo el relato de la operación fue explicado por los agentes “sin ningún tipo de contradicción”, y ha negado cualquier tipo de contacto físico entre la primera agente que entró en la habitación y Mor Sylla.

Desperfectos valorados en 76.500 euros

Los disturbios vividos el martes en Salou han causado daños valorados en 76.500 euros. Durante la junta de seguridad local extraordinaria, celebrada este jueves, se ha dado a conocer a cuánto ascendía, provisionalmente, la factura por los desperfectos causados durante los altercados.

El Ayuntamiento ha crifrado en 9.000 euros los daños causados en la vía pública, mientras que Adif ha cuantificado en 65.000 euros los beneficios que dejó de ganar por el corte de la circulación de trenes, que duró más de 10 horas. A estos daños deben sumarse 2.500 euros de los desperfectos ocasionados en las vías férreas. En total, 67.500 euros.

Pere Granados, alcalde de Salou, de CDC, ha anunciado que la cuantificación de los daños se entregará a los Mossos para que la adjunten al expediente policial. Será un juez el que decidirá quién afrontará el coste de los desperfectos.

En su declaración, que ha efectuado a los investigadores del propio cuerpo, esta policía relata que solo pudo gritar a Mor Sylla que se quedara quieto y que no pudo retenerlo antes de que el mantero senegalés intentara escapar por el balcón.

Los cuatro compañeros de piso de Mor no han declarado en la comisaría de la policía catalana cuando fueron preguntados por los delitos contra la propiedad industrial y de pertenencia a banda criminal, pero sí lo han hecho como testigos de la muerte de su compatriota.

Fuentes cercanas al caso han señalado que el compañero de habitación del fallecido ha declarado que cuando los agentes entraron, cumplió las indicaciones de los policías y que no tuvo contacto visual con Mor Sylla. Ambos dormían en una pequeña habitación, con una cama situada al lado de la otra, y comunicada por una puerta corredera con el balcón.

En la comisaría de los agentes autonómicos, Babakar ha asegurado que tampoco había visto nada de lo que pasó en la otra habitación en la que dormía el fallecido. La autopsia realizada al cuerpo de Mor Sylla detalla que el senegalés falleció por un fuerte impacto en la parte trasera del cráneo. El cadáver también presentaba de un fuerte golpe en uno de los tobillos. Babakar deberá explicar sus distintas versiones en sede judicial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS