Un centenar de personas marcha en Salou por la muerte de un senegalés

El hermano del hombre que ayer murió en una redada ha denunciado a los Mossos

Varias personas se manifiestan en Salou por la muerte de un senegalés.
Varias personas se manifiestan en Salou por la muerte de un senegalés.josep lluis sellart

Un centenar de personas han marchado este mediodía hasta el domicilio de Mor, el senegalés que murió ayer en Salou (Tarragona) al precipitarse por un balcón cuando escapaba de los Mossos en una operación contra el top manta. El incidente derivó en graves altercados en la ciudad. Después han subido hasta la céntrica plaza de La Pau, donde han defendido que están luchando por sus derechos. "Queremos justicia y derechos", han repetido, y se han quejado de que el alcalde de la ciudad, Pere Granados, no les haya recibido. El edil, sin embargo, sí que atendió a los familiares directos de la víctima y al cónsul de Senegal. 

Durante la marcha, ha habido un pequeño momento de tensión, cuando varias personas han lanzado botellas y sillas contra un bar. Al menos una persona ha resultado herida de levedad. La policía ha optado por hacer una vigilancia en la distancia, para evitar aumentar la tensión en la zona. Algunos de los manifestantes han coreado "mossos killers",  "basta ya de violencia" o "Stop al racismo".

Un hermano ha denunciando a la policía catalana por la muerte de Mor, según ha confirmado el alcalde de la localidad. Los Mossos d'Esquadra tenían previsto detener a Mor en una investigación judicializada contra el top manta. A las seis de la mañana de ayer, realizaban tres entradas y registros simultáneos en tres pisos de la ciudad, acompañados por una secretaria judicial. La funcionaria, sin embargo, no estaba en el interior del piso cuando la víctima se precipitó por el balcón, según recoge la agencia Efe.

La muerte degeneró en graves altercados en la ciudad, pero hoy Salou, epicentro del turismo de la Costa Dorada, se ha despertado con total normalidad. Dando una vuelta por el centro de la ciudad no parecía que ayer, durante todo el día, el municipio estuvo parado los disturbios. El único recuerdo de los incidentes se podía ver en la vía del tren. Unos operarios de Adif seguían arreglando los destrozos. Los trenes ya circulan con normalidad después de casi 10 horas con el servicio interrumpido entre Cambrils y Tarragona. Había que poner a punto el paso a nivel: durante la ocupación de la zona los concentrados, todos compatriotas del hombre muerto, arrancaron las vallas, las luces y llenaron la vía de cristales. A las nueve de la noche los últimos concentrados abandonaron la zona vigilados de cerca por los agentes antidisturbios de los Mossos.

En los bares y en los comercios del centro se respira normalidad absoluta y tampoco quedan cristales en el suelo, ni contenedores volcados. Lo que explica una larga noche para los operarios de la limpieza de una ciudad que vive del y por el turismo y que no pude permitirse perder un día de agosto en plena temporada alta. Un quiosquero del lugar constata que se han vendido más diarios de lo habitual. "Todo el mundo quiere ver imágenes de lo que pasó ayer" explica. Los comerciantes empiezan a levantar las persianas con la esperanza de que hoy la jornada transcurra sin incidentes. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción