VIVIENDA

El Ayuntamiento pagará el alquiler de los vecinos desalojados en Carabanchel

La medida afecta a 13 familias propietarias y unos arrendatarios de larga duración

Una grúa en los escombros del edificio derrumbado en Carabanchel.
Una grúa en los escombros del edificio derrumbado en Carabanchel.Alvaro García

El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado este viernes a las 18 familias afectadas por el derribo del edificio que se desplomó el lunes en el distrito de Carabanchel, que sufragará el alquiler de los domicilios donde serán realojadas a partir del lunes. La medida afecta a los 13 propietarios y a unos arrendatarios de larga duración con menores a su cargo, de un total de 20 viviendas. Santalucía, aseguradora del bloque, que pasó la Inspección Técnica en 2012, ya ha pagado 1.258.481 euros al administrador de la finca, aunque la póliza no incluía el derrumbe.

Más información

José Muñoz, de 42 años, es propietario de un piso que hoy ya no existe, pero con una hipoteca por pagar. Allí vivía con su esposa, Lola Moreno, de 48, y su hijo, de 10. Se sienten "agradecidos" por la rapidez con la que ha respondido el Ayuntamiento, y por la implicación de la concejal del distrito, Esther Gómez. La edil se reunió ayer con los afectados en la que desde el lunes es la casa de Muñoz y la de otros muchos, el hotel NH Ribera Manzanares —que paga el Consistorio—, para explicarles la solución. Las arcas locales sufragarán durante seis meses el alquiler de las viviendas de realojo, que habrán de ubicarse en el mismo barrio de Carabanchel por expreso deseo de los vecinos. "No me quiero ir, es donde me crié y donde trabajo", decía una de las vecinas.

Pero la oferta no abarca a todos los inquilinos del bloque, sino solo a las 13 familias que tenían un piso en propiedad y a unos arrendatarios de larga duración con menores a su cargo. Gómez explicó que, en principio, quienes estaban alquilados tendrán que correr con los gastos de la renta del domicilio al que se trasladen.

Mientras esperan, el Ayuntamiento ya ha repartido 150 euros por persona para los gastos más urgentes, y la semana que viene sufragará productos de primera necesidad que acabaron bajo los escombros, como gafas o dentaduras postizas. “Toda ayuda es buena”, cuenta José Muñoz. Las familias tuvieron que salir del edificio con lo puesto, asistidas por los bomberos y con el peligro de un derrumbe inminente.

La aseguradora Santalucía ha pagado el total del valor del inmueble —1.258.481 euros—, aunque la póliza no incluía los daños estructurales

"Estamos muy satisfechos con el trato del Ayuntamiento, y con Santalucía, que es un ejemplo a seguir", subrayó ayer el portavoz de los afectados, José Julio Ruiz. La aseguradora Santalucía había anunciado el jueves que asumiría el pago del 100% del valor del edificio, pese a que la póliza contratada con el administrador no incluía este supuesto.

La compañía valoró el edifico en 1.258.481 euros, cantidad que abonó ayer al administrador de la finca. Fuentes de la patronal del sector de las aseguradoras, UNESPA, manifestaron a Efe que "no les consta" un caso "semejante" en el que se haya pagado un importe no comprendido en las cláusulas del contrato. El consejo de administración de Santalucía entendió, después de desplazarse hasta el solar y comprobar de primera mano el drama de las familias, que se trataba de un "caso excepcional al que debían hacer frente de una manera excepcional".

El matrimonio de afectados, Lola Moreno y José Muñoz.
El matrimonio de afectados, Lola Moreno y José Muñoz.Álvaro García

El seguro también se ha ofrecido a pagar la reparación del inmueble colindante, el número 7, cuyos inquilinos también fueron desalojados por precaución, hasta un máximo de 876.311 euros. "No van a volver hasta que estemos seguros de que no hay peligro", subrayó Esther Gómez.

"Yo lo que quiero es mi casa, a mí me da igual el dinero", se lamentaba con lágrimas en los ojos María José, propietaria de unos 50 años. A los vecinos les queda ahora la incertidumbre. No saben muy bien cómo se va a gestionar el dinero de la póliza —que solo beneficia a los propietarios— ni tampoco si se va reconstruir el inmueble, algo de lo que duda el portavoz, José Julio Ruiz. "Estoy que ni fu, ni fa", manifestaba Muñoz, después de escuchar las propuestas.

Otra de las dudas que tenían los vecinos es qué pasará a partir de enero. Lola Moreno contaba que ella quedaría contenta si durante los seis meses le reconstruyeran su casa tal cual. "Si no, luego ¿qué?", exclamaba con nerviosismo.

El portavoz de los vecinos hizo hincapié en que han tomado el ofrecimiento del Ayuntamiento con alegría, aunque entendiendo la medida como un recurso a corto plazo y solo de forma inmediata. Hay mucho "miedo" respecto a qué pasará después. La reunión dejó a los inquilinos relativamente contentos de momento y a la expectativa.

Sobre la firma

VIRGINIA MARTÍNEZ

Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción