Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Gran tenor para empezar

Un recital de Josep Bros abre la sección clásica del Festival de Torroella de Montgrí

El pianista Marco Evangelisti, a la izquierda, y el tenor Josep Bros, tras su actuación.
El pianista Marco Evangelisti, a la izquierda, y el tenor Josep Bros, tras su actuación.marti artalejo

Aplomado, seguro, pletórico de facultades, controlando ejemplarmente la respiración, buscando delicados matices en la emisión, proyectando la voz con una fuerza pasmosa en un tenor lírico-ligero, Josep Bros encandiló el público que llenó el auditorio Espai Ter en la inauguración de la sección clásica del 35 Festival de Música de Torroella de Montgrí.

Acompañado al piano con exquisitez por Marco Evangelisti, el tenor barcelonés, en la cima de su carrera, presentó un programa muy misceláneo, esencialmente el mismo que presentará hoy en la Quincena Musical de San Sebastián, integrado por cinco arias de ópera, ocho canciones y tres romanzas de zarzuela de trece autores diferentes. Los italianos, con siete autores diferentes ocupando la primera parte, ganaron por goleada a franceses y españoles que, con tres representantes por cultura, ocuparon la segunda.

Fue un programa espectacular y de fácil digestión, un programa de “perlas” o, si se quiere, un programa “de bises”, como comentaban algunos, no sin malicia. El riesgo en este tipo de programas está, precisamente, en su facilidad de acceso y en el desmesurado grosor de los referentes que de cada pieza conserva la memoria melómana. Enfrentarse a Vorrei morire o L’ultima canzone (Tosti), a Mattinata (Leoncavallo) o Occhi di fata (Denza), significa medirse con Carreras, vérselas con Pourquoi me revéiller (Massenet), Mujer de los negros ojos (Guerrero) o Por el humo se sabe donde está el fuego (Vives) implica medirse con el recuerdo de Kraus, atacar De este apacible rincón de Madrid (Moreno Torroba) evoca inmediatamente la comparación con Domingo y atreverse, ya en el turno de bises, con Granada (Lara) significa compararse arriesgadamente con los tres. Bros salió airoso del reto. Encontró su voz propia y la prodigó con generosidad.

Con este concierto el Festival abrió un apretado calendario que concentrará, hasta el 22 de agosto, un total de 12 sesiones musicales de diverso tipo pero que tendrá la voz (Anna Prohaska o María Bayo), el piano (Katia Buniatishvili, Jan Lisiecki, Enrique Bagaria o Joaquín Achúcarro) y la música antigua con instrumentos de época (Academia 1750, Ensemble La Fenice, The King’s Consort, Concerto Italiano o Hesperion XXI) como ejes vertebradores.

La oferta musical en Torroella de Montgrí, la más completa del verano musical catalán, es incesante: paralelamente al festival “clásico” la villa ampurdanesa sigue ofreciendo hasta el 12 de agosto, en l’Estartit, su festival de jazz y previamente, entre el 28 de julio y el 1 de agosto, Torroella acogió en el Fringe relacionado con el festival, 22 conciertos que funcionaron como plataforma de promoción de jóvenes intérpretes procedentes de prestigiosos conservatorios y escuelas de música europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción