LOS LUGARES DE ASIER RUA

Especies de espacios

En la vida del fotógrafo vasco Asier Rua hay algunas piscinas y un par de sitios olvidados

El fotógrafo Asier Rua posa en una azotea de Madrid.
El fotógrafo Asier Rua posa en una azotea de Madrid.LUIS SEVILLANO.

1. Parque del Manzanares. Desde que llegué a Madrid, hace ya 12 años, siempre me he movido en bici. Cuando se abrió el proyecto de Madrid Río lo descubrí pedaleando, pasado ya Legazpi. Mucha gente no lo conoce porque tenemos el parque de El Retiro, que es mucho más céntrico, pero este parque es más despejado y se abre al cielo. Además, puedes escalar la montaña que te lleva hasta la escultura de Manolo Valdés.

2. Espacio Pozas 14. Hace dos años vivía en San Bernardo y encontré este espacio de la Cruz Roja. Tienen una azotea de libre acceso a la que va muy poca gente y a la que solía subir a leer los domingos o cuando tenía tiempo libre. Puedes ver todos los tejados de la capital; siempre me ha parecido que Madrid tiene unos tejados más propios de un pueblo que de una ciudad.

3. Mondo Galería. Hay varias galerías que exponen fotografía, pero esta me gusta mucho porque mantiene un buen equilibrio entre grandes maestros del siglo XX (este año han tenido a Man Ray, Franco Fontana o Pinkhassov) y nuevos talentos como Andrea Santolaya o Renato D´Agostin. Todo de muchísima calidad (San Lucas, 9).

4. Piscinas del COAM. Echo mucho de menos que en el centro no haya más instalaciones deportivas municipales. Desde que cerraron las piscinas de La Latina anduve alternando entre las de Palos de la Frontera y Pacífico, que me pillaban bastante lejos. Cuando supe que abrían la del COAM fui de los primeros en apuntarme (Hortaleza, 63).

5. The Place. Es un bar que está en una de mis calles favoritas de Madrid porque tiene unas casas bajas que son muy raras en la ciudad. Lo mejor del sitio es su cerveza artesanal (Noviciado, 16).

6. Cabaña Quinta. Desde hace dos años, vivo en Chamberí. Mi novio vivía por el barrio antes. Así que muchos lugares que conozco son gracias a él. Este es un sitio muy sencillo en el que te tratan muy bien y se come mejor (Eloy Gonzalo, 21).

7. El Oficio. Es el taller de restauración de muebles al que estuve yendo durante casi tres años. Su dueño, Patxi, mantiene su propio taller a la vez que imparte clases a grupos reducidos. Restaurar muebles y sobre todo lijar me relajaba muchísimo y me ponía en contacto con el trabajo de las manos (después de tantas y tantas horas de pantalla). Guardo un especial cariño a todos los que conocí allí (Luis Vélez de Guevara, 8).

8. Frontón Beti Jai. Descubrí el frontón buscando piso por la zona. Una de las casas que visité tenía varias ventanas que daban al frontón. Me pareció tan alucinante que eso estuviera allí como el estado de deterioro en el que se encontraba. A ver si podemos verlo reabierto algún día (Marqués de Riscal, 7).

9. Pabellón de España para la Exposición de Bruselas de 1958. Hoy por hoy este proyecto de José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún se encuentra en un estado de completo abandono en la Casa de Campo. Veo más que necesario recuperarlo para poder disfrutar de edificios así.

10. Plaza Olavide. Vivo por esta zona ahora y cuando más la disfruto son los domingos a la hora del desayuno, hojeando El País Semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50