Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista | Àngel Ros, alcalde de Lleida

“CiU no quiso pactar y encontré ‘feeling’ con Ciudadanos”

El alcalde de Lleida habla de su reciente pacto firmado con la formación de Albert Rivera

Imagen de archivo del alcalde de Lleida y presidente del PSC, Angel Ros.
Imagen de archivo del alcalde de Lleida y presidente del PSC, Angel Ros.

El alcalde de Lleida y presidente del PSC, Àngel Ros, firmó ayer un acuerdo con la líder leridana de Ciudadanos, Ángeles Ribes, que le permite aprobar el cartapacio municipal. Ros, que se había erigido en líder del sector más catalanista del PSC, obtuvo en los pasados comicios sus peores resultados en la ciudad de Lleida. El PSC pasó de 15 regidores – la mayoría absoluta está en 14- a 8 concejales. El presidente del PSC sufrió el desgaste generalizado de los socialistas a lo que se le añadió el castigo de los votantes después de que hubiese sido acusado de corrupto por la exprimera teniente alcalde, Marta Camps. Miembros de la Oficina Antifraude y de la Fiscalía Anticorrupción registraron el Consistorio –la Paeria como la llaman los leridanos- para averiguar si entre otras irregularidades denunciadas por Camps se había condonado 300.000 euros a la empresa concesionaria de un centro de ocio nocturno y si el propio Ros había cobrado indebidamente unas dietas. La investigación sigue abierta y el alcalde todavía no ha sido imputado.

Pregunta. ¿En qué consiste el pacto al que han llegado con Ciudadanos?

Respuesta. El acuerdo se puede dividir en varios puntos. Los dos partidos subscribimos los códigos éticos de nuestras formaciones, creamos comisiones de transparencia y control democrático de las instituciones. Además llegamos a compromisos presupuestarios, sociales y fiscales como son la congelación del IBI, el incremento de becas comedor y diversos temas de promoción económica. Por último hemos llegado a acuerdos institucionales como son el respeto a la Constitución y el Estatuto y a que Lleida no pase a formar parte de la Asociación de Municipios Independentistas.

P. En el pacto hay un punto relacionado con la simbología y las lenguas.

Ángeles Ribes: “Si imputan a Ros pediré su dimisión”

La líder de Ciudadanos en Lleida, Ángeles Ribes, es una de las artífices del acuerdo político firmado entre su formación y el PSC para “garantizar la gobernabilidad del municipio”. Ribes puso ayer límites al acuerdo: “Si Ros acaba imputado pediremos su dimisión y romperemos el compromiso si no abandona la alcaldía”. La líder de Ciutadans se mostraba ayer orgullosa de impedir que cuelgue la estelada de cualquier espacio público de Lleida y de que los impresos del Ayuntamiento sean, a partir de ahora, bilingües.

R. No habrá ideología en el espacio público. No hablamos de banderas pero lógicamente no habrá esteladas en el ayuntamiento. El espacio público tendrá neutralidad política. Nosotros tenemos un reglamento de uso del catalán que hemos acordado actualizarlo de acuerdo con el principio de cooficialidad conforme a las leyes vigentes y las diferentes resoluciones judiciales.

P. ¿Habrá cooficialidad real entre castellano y catalán?

R. En la provincia de Lleida ya utilizamos castellano, catalán y aranés.

Lógicamente no habrá esteladas en el ayuntamiento. El espacio público tendrá neutralidad política

P. Ya. Pero con el pacto que han firmado hay críticos que aseguran que se cambiará la lengua docente de organismos docentes municipales como las guarderías

R. Todo aquel que crea que hablar en castellano o catalán puede afectar a un niño de dos años sabe muy poco de pedagogía.

P. Usted es el estandarte catalanista dentro del PSC. Su pacto con Ciudadanos, ¿es un paso atrás?

R. No. En el PSC siempre hemos sido catalanistas y socialdemócratas pero nunca independentistas. El PSC no ha sufrido ninguna marcha atrás, los otros han dado un salto adelante y han evolucionado del catalanismo al independentismo.

P. ¿De verdad está cómodo con el pacto con Ciudadanos?

R.. Las ciudades hay que gobernarlas. Lo normal es que las gobierne el primer partido de la ciudad. Al día siguiente de las elecciones ofrecí a CiU un gobierno de sociovergencia en el que les daba el cargo de primer teniente de alcalde. La respuesta fue que “no querían pactar conmigo”. Seguí negociando con el resto de grupos y con quien más feeling en materia social y económica encontré fue con Ciudadanos.

P. Además de alcalde de Lleida, usted es el presidente del PSC. ¿Su pacto con C’S podría extrapolarse a nivel autonómico o estatal?

R. No hay previsión de extrapolación de los pactos ni de forma autonómica ni estatal. Dos partidos pueden pactar y no significa que modifiquen su ideología. Quiere decir que están de acuerdo con la lealtad institucional y en facilitar la gobernabilidad. Mi partido y Ciudadanos somos diferentes pero podemos coincidir en facilitar la gobernabilidad, en el respeto a la Constitución, las leyes y las lenguas.

El PSC y Ciudadanos somos diferentes pero podemos coincidir en facilitar la gobernabilidad, en el respeto a la Constitución, las leyes y las lenguas.

P. ¿El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el resto del PSC le han apoyado?

R.. Comuniqué el pacto antes de firmarlo y desde el partido se ha calificado como un buen acuerdo que facilita la gobernabilidad y mantiene los principios de cada formación.

P. ¿El PSC sigue teniendo el sector catalanista que usted encabezaba?

R. Sí, todo sigue igual. Dos días antes firmamos pactos con CiU en tres consejos comarcales y facilitamos la gobernabilidad de los convergentes en la Diputación de Lleida.

P. En el pacto firmado con Ciudadanos habla de que los políticos imputados por corrupción deberán abandonar su cargo.

R.. Sí, no es nada nuevo. También lo dice el código ético del PSC.

P. La que fue su mano derecha, Marta Camps, le ha acusado de corrupto. La fiscalía y la Oficina Antifraude están investigando su gestión. ¿Si acaban imputándole, dejará el cargo?

R. No contemplo la opción de que me imputen. No hablen de que si me imputan marcharé porque no contemplo esa opción.