Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presunto parricida de Alicante tenía depresión

El individuo, hallado muerto junto a su madre y dos niños en una casa rural de La Vila Joiosa, presenta heridas autoinflingidas

El presunto parricida del triple asesinato de La Vila Joiosa (Alicante) sufría fuertes depresiones e intentó quitarse la vida en alguna ocasión. La última comunicación efectuada por la Guardia Civil constata que este individuo de 38 años de edad pudo haber intentado autolesionarse tras haber asesinado a su madre, de 66 años, a su hijo de siete y a su hijastra de 14 años, según ha indicado Europa Press.

Los datos sobre este terrible suceso acontecido en esta localidad costera, ubicada entre Alicante y Benidorm, se van conociendo con cuentagotas. La investigación continúa en marcha y está decretado el secreto de sumario. Los muertos, según el Ayuntamiento de La Vila, podrían ser originarios de Guadalupe (Murcia). Su presencia en la localidad alicantina se explicaría porque la abuela habría estado viviendo en la casa de campo en la que fueron encontrados los cuatro cuerpos después de que una llamada al 112 advirtiera este martes de una explosión con incendio en L’Almàssera, una partida rural poco poblada.

Del hombre, de quien no ha trascendido la identidad, se conoce que hasta hace poco vivía en la pedanía de Guadalupe (Murcia), con su exmujer y tres menores, los dos fallecidos y un tercero con el que no guarda consanguineidad. Al tener un hijo en común, la pareja, que estaba separada, tenía la custodia compartida y en esta ocasión le tocaba al padre estar con los niños. La exmujer se desplazó hasta Alicante para las pruebas de ADN correspondientes. Previsiblemente, el funeral de los menores se celebrará en Guadalupe al ser la localidad natal de las víctimas y su madre.

La Guardia Civil, al cargo de la investigación, no descarta ninguna hipótesis. Todos los cuerpos presentan heridas de arma blanca, también el del padre, con cortes en cuello y brazo, según confirman fuentes de la investigación,que no ha determinado todavía el tipo de arma blanca utilizada, tal vez un cuchillo o un hacha.

Lo que en un principio pareció un accidente por la explosión de una bombona de gas ha quedado desmentido al encontrarse restos de gasolina en el interior de la vivienda. Fuentes cercanas al caso, hablan también de que las puertas de la vivienda habían sido cerradas por dentro y los menores habrían sido hallados abrazados. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial en señal de duelo. Durante estas jornadas las banderas ondearán a media asta en todos los edificios oficiales.