Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sara Hernández, la favorita de Ferraz para ser la secretaria general del PSM

La alcaldesa de Getafe es la mejor posicionada para suceder a Tomás Gómez al contar con el apoyo de Pedro Sánchez y de los alcaldes de las principales ciudades del PSOE en Madrid

Sara Hernández, Ángel Gabilondo, Pedro Sánchez y Antonio Miguel Carmona en el inicio de la pasada campaña electoral.  Ampliar foto
Sara Hernández, Ángel Gabilondo, Pedro Sánchez y Antonio Miguel Carmona en el inicio de la pasada campaña electoral.

El PSM elegirá a su secretario general en un congreso extraordinario previsto para finales de julio. El día 25 de ese mes se conocerá al sustituto de Tomás Gómez, en el cargo desde verano de 2007 y que fue destituido el pasado febrero tras perder la confianza del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La favorita de Ferraz es Sara Hernández, alcaldesa neófita de Getafe y miembro de la gestora creada tras la caída de Gómez. Otros candidatos que se barajan son Carlos Morales y César Giner, que en octubre aspiraron a la candidatura autonómica para presidir Madrid, y el diputado regional Juan Segovia.

La idea inicial era que el PSM eligiera a su secretario general en los meses posteriores a las elecciones generales, previstas para noviembre. La Ejecutiva federal de los socialistas tenía previsto, como este diario publicó en mayo, ampliar el mandato de la gestora que preside Rafael Simancas, que termina en agosto. Ferraz no veía ningún inconveniente en alargar el proceso, pero la coyuntura ha hecho cambiar de opinión a Sánchez y Simancas.

Los candidatos a las primarias —Ángel Gabilondo, portavoz en la Asamblea, no se presentará; ni siquiera es militante— deberán presentar primero un 10% de avales, explican en la gestora. El PSM tiene 15.000 militantes, la mitad que hace una década. El 31 de julio se ratificará al secretario general y se elegirá a la nueva ejecutiva autonómica. Aun así, después de las generales, previstas para noviembre, se tendría que celebrar un congreso ordinario según estipulan los reglamentos del partido.

La incertidumbre sobre la decisión de Mariano Rajoy de adelantar las generales, unida a la elección de Sánchez como candidato a La Moncloa, en un proceso en el que arrasó en el procedimiento previo a la celebración de primarias, animaron a la dirección nacional del PSOE a resolver en el plazo de un mes quién sucederá a Gómez. A poder ser, mujer, joven y con rango de alcalde. Un perfil que Hernández cumple.

La convocatoria urgente de un congreso, que Simancas comunicó ayer en el consejo territorial del PSM, que engloba a alcaldes, miembros de la dirección interina actual y representantes del grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid, se decidió en total sintonía con la dirección nacional que lidera Sánchez. Es más, partió de Ferraz y no fue cosa de un día, sino que se fraguó durante la última semana, señalan distintos secretarios generales de agrupaciones madrileñas.

Sin embargo, el adelanto del congreso, que un número creciente de responsables del PSM reclamaba tras el buen resultado electoral del 24 de mayo —Madrid fue la única federación socialista que mejoró su resultado con 804.692 votos (18.000 más y equivalentes al 25,44%) y 37 escaños (uno más) respecto a 2011, cuando Gómez firmó el peor resultado del PSOE en Madrid—, no fue bien recibido por todas las corrientes de la federación socialista madrileña. Sobre todo por la apuesta de la dirección nacional por Hernández, de 38 años. No provocó un cierre de filas unánime, ni siquiera entre algunos de los cargos de peso del PSM que apoyaron sin fisuras a Sánchez durante la crisis con el tomasismo.

Respaldo de los alcaldes

La candidatura de Hernández cuenta, no obstante, con una ventaja en apariencia insuperable: el respaldo de las principales agrupaciones y de los alcaldes de las grandes ciudades de la región, que se apreciaría en la composición de la nueva Ejecutiva regional. Tras el desplome de las elecciones de 2011, en las que el PSM mantuvo a duras penas una docena de ayuntamientos de escaso relieve con la excepción de Fuenlabrada, los socialistas han recobrado poder institucional pasando de gobernar en 21 localidades a hacerlo en 45, incluidas las cinco más importantes tras Madrid (Getafe es la sexta más poblada, con 173.000 personas).

Así, el veterano regidor de Fuenlabrada, Manuel Robles, al que la docena de dirigentes socialistas consultados ven más como secretario general, sería el presidente del PSM, cargo que desde enero ostentó Pedro Zerolo tras la renuncia de Juan Barranco. David Lucas, regidor de Móstoles, la segunda ciudad madrileña (206.000 habitantes), sería vicesecretario general o secretario institucional, mientras que Javier Rodríguez Palacios, que en su caso debuta como alcalde de Alcalá de Henares (tercera localidad de Madrid, con algo más de 200.000 habitantes), sería vicesecretario general. Enrique Rico, secretario general de Villaverde y diputado autonómico, suena para suceder a Maru Menéndez como secretario de organización.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram