El Supremo dice que el explosivo de Alfon era para “causar la muerte”

Los jueces sostienen que las intenciones del joven "no eran pacíficas"

Alfonso Fernández (en el centro, con el rostro descubierto) sale de la Parroquia de San Carlos Borromeo para entregarse.
Alfonso Fernández (en el centro, con el rostro descubierto) sale de la Parroquia de San Carlos Borromeo para entregarse. JAIME VILLANUEVA

El Tribunal Supremo considera que el explosivo que llevaba en la mochila Alfonso Fernández Ortega, Alfon, durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 “estaba destinado a causar graves lesiones e incluso la muerte de una o varias personas que se encontrasen cerca en el momento de la explosión”. Así lo expresan los magistrados de la Sala II en la sentencia que argumenta los motivos por los que el alto tribunal confirmó la condena a cuatro años de prisión impuesta por la Audiencia de Madrid por tenencia ilícita de explosivos.

Durante el juicio, Alfon aseguró que él no llevaba la mochila con explosivos y que fueron unos agentes de policía los que la colocaron junto a él. Los jueces, sin embargo, consideran probado que el joven, que ahora tiene 24 años, fue detenido “in fraganti” y que las declaraciones de los agentes que participaron en la detención “no ofrece lugar a dudas”. “Cualquiera que fuese la protesta en la que pretendía participar el recurrente, es claro que sus intenciones no eran pacíficas”, por lo que la tenencia de un artefacto explosivo tan peligroso justifica “una reacción penal contundente”, afirma el Supremo.

Alfon fue detenido el jueves por la noche, después de que se conociera el fallo del alto tribunal, e ingresó el viernes en la prisión de Soto del Real.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS