Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián ‘contrata’ 15 ovejas para cortar el césped de un parque urbano

Los animales pastan en un parque de la ciudad ante la contestación vecinal

Un rebaño de ovejas pasta en el parque de Ametzagaña, en San Sebastián.
Un rebaño de ovejas pasta en el parque de Ametzagaña, en San Sebastián.

El Ayuntamiento de San Sebastián cuenta desde el pasado viernes con una nueva brigada de jardinería. Un rebaño de 15 ovejas ha tomado las campas del parque urbano de Ametzagaña, en las afueras de la ciudad, para encargarse de la limpieza y cuidado del césped. Es una modalidad conocida como "ecopastoreo" que el Gobierno local de Bildu ha puesto en marcha poco antes de dejar el poder y  desoyendo la contestación de vecinos y asiduos al lugar.

Las ovejas fueron transportadas el pasado viernes a última hora de la tarde hasta Ametzagaña, un paraje verde de 38 hectáreas de extensión. El Ayuntamiento no comunicó el traslado de los animales, que han comenzado a pastar en una parcela que previamente ha sido vallada. El gobierno municipal ha justificado esta medida en aras a reducir el gasto en los servicios de jardinería, que suponen un coste anual de 7.000 euros anuales en este enclave. Las labores de corta-césped que ahora se adjudican a las ovejas supondrán un desembolso de casi 3.200 euros, además de otros 9.000 euros en la instalación de los cercados.

Desde este momento, las labores de eliminar la maleza y limpiar las malas hierbas de las praderas de Ametzagaña no correrá a cargo de los jardineros municipales, sino de este equipo de ovejas cuyo cuidado correrá a cargo del responsable de la explotación agraria Bambu Zelaia, Julien Le Blanc, guarda forestal de formación y jardinero, además de autor de la propuesta aceptada por el consistorio de Bildu.

No es una iniciativa pionera. El Ayuntamiento de París también anunció en 2013 que iba a implantar el ecopastoreo en un terreno baldío que pertenece a los Archivos de París, y que iba a extender más adelante en los bosques de Vincennes y de Boulogne, aunque nunca más se supo de aquella decisión. En el Reino Unido es una práctica bastante habitual en entornos rurales.

San Sebastián ya lo ha puesto en marcha de modo experimental durante un año. Las ovejas desbrozadoras pacen por Ametzagaña entre la curiosidad de paseantes, el asombro de algunos vecinos y la protesta de otros. Los grupos políticos de la oposición (PSE, PP y PNV) también se extrañaron de que el equipo de gobierno local sustituyera a los jardineros por ganado lanar sin comunicarlo previamente a los partidos ni consultase su medida con los vecinos.

Grupos contrarios al ecopastoreo en el citado parque donostiarra lograron reunir más de 2.000 firmas contra la decisión de soltar las ovejas en el verde urbano. Defienden un "espacio verde y sin malos olores, sin plagas, especialmente para los niños que jueguen en la zona infantil a menos de 100 metros". El consistorio considera que de este modo se reduce la emisión de contaminantes de las máquinas desbrozadoras y corta-césped, se evitan las molestias sonoras que causan estas y se consigue fomentar la "economía verde y sostenible".