Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Limitaciones de mandato y primarias retrasan el acuerdo en Madrid

Cifuentes pide a Ciudadanos que flexibilice sus exigencias

Cifuentes y Aguado tras la reunión mantenida este miércoles.
Cifuentes y Aguado tras la reunión mantenida este miércoles. EFE

El acuerdo entre PP y Ciudadanos para que Cristina Cifuentes sea presidenta de la Comunidad de Madrid avanzó ayer a falta de las diferencias por la celebración obligatoria de primarias y la limitación del mandato de los consejeros del Gobierno regional a un máximo de ocho años. "Hay acuerdo en términos generales, quedan matices por concretar, pero nos unen más cosas de las que nos separan", expresó Cifuentes. "Estamos más cerca de arrancar un compromiso histórico de regeneración de mocrática al PP. De los 10 puntos de nuestro pacto contra la corrupción y a favor de la regeneración democrática el PP ha aceptado ocho. Vamos por buen camino y a buen ritmo", resumió Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos. Los dos partidos esperan cerrar este viernes la primera fase de las negociaciones, a falta del siguiente bloque de economía y políticas sociales. El acuerdo global podría cerrarse la próxima semana. Cifuentes, con 48 escaños, necesita el respaldo de los 17 diputados de Ciudadanos para ser investida.

Las primarias son el principal escollo de las negociaciones, y son la condición que provoca más rechazo en el PP. Cifuentes es consciente de ello, ya que es una de las escasas responsables del PP que las defiende desde hace años, en contra del sentir general en Génova. El problema que afronta es que la exigencia de primarias de Ciudadanos es doble en Madrid. El Parlamento regional tendría que remitir al Congreso de los Diputados una proposición de ley solicitando la modificación de la Ley de Partidos “con el fin de hacer obligatorio” que se celebren primarias para todos los partidos. Además, Cifuentes debería impulsar la reforma de la Ley electoral de la Comunidad de Madrid para incluir la obligación de que los partidos elijan a sus candidatos mediante primarias. La candidata del PP pidió a Ciudadanos que "flexibilizara" su planteamiento de primarias y fuera similar a la negociada en Andalucía, donde no se tocaría la legislación electoral autonómica. "Tenemos un compromiso de que nuestros candidatos se elijan por primarias, pero pedimos que no se concrete tanto y acordemos una fórmula como la suscrita en Andalucía". Los resposables de Ciudadanos no descartaban anoche una nueva redacción de este apartado, aunque hacerlo supondría que una relajación drástica de sus condiciones.

El otro punto de fricción vino de la resistencia del PP de imponer un maximo de ocho años al periodo que se puede ser consejero del Gobierno de Madrid. Ciudadanos entiende que "es suficiente" con acotar a dos legislaturas el tiempo que se pueda desempeñar un cargo en el Ejecutivo autonómico. Frente a las dudas en el caso de los consejeros, Cifuentes no tiene "ningún problema" en limitar la presidencia de la Comunidad a ocho años. Eso hubiera impedido, por ejemplo, que Esperanza Aguirre hubiera sido presidenta de la Comunidad tres legislaturas (de 2003 hasta su dimisión por sorpresa en septiembre de 2012).

El PP introdujo dos puntos nuevos en el pacto por la regeneración del sistema, con el visto bueno de Ciudadanos: la creación "inmediata" de un portal de la transparencia y el compromiso de publicar determinados datos de subvenciones y presupuestos de los grupos parlamentarios de la Asamblea. El Parlamento regional es el más opaco de España, según Transparencia Internacional. Ambas propuestas hilan con las de Ciudadanos, que ha incluido en su décalogo la realización de una auditoría económica externa de los últimos ocho años de Gobierno de la Comunidad de Madrid y otra centrada en el ejercicio de 2014. La supervisión de ambas auditorías dependería de una comisión nombrada por la Asamblea de Madrid al inicio del periodo de sesiones. El plazo para elaborar la auditoría finalizará en junio de 2016, y los resultados estarían disponibles en la página web del Gobierno regional.

El resto de reclamaciones de Ciudadanos no fue un obstáculo para Cifuentes, que por ejemplo ha obligado a los 48 parlamentarios electos del PP a firmar un código ético por el que se comprometen a renunciar al escaño en caso de ser imputados por corrupción política. La dedicación exclusiva de los diputados tampoco será un obstáculo para Cifuentes... Gracias a que Ciudadanos no exige su cumplimiento esta legislatura, sino a partir de la próxima. En caso contrario, hubiera abierto otro frente interno a la candidata del PP.

Cifuentes también lleva en su programa la eliminación del aforamiento de los miembros del Gobierno regional y de los diputados autonómicos, otra de las demandas de Ciudadanos.

La despolitización del Consejo Consultivo, con mayoría de miembros del PP, entre ellos el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, con cargo vitalicio en el organismo por su condición de expresidente regional, era otro de los puntos que le podían provocar algún revuelo interno a Cifuentes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información