Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau pide a Mas el pago de la deuda de la Generalitat con Barcelona

La futura alcaldesa reprocha al 'president' que actúa como líder de CiU

Ada Colau, a su salida del Ayuntamiento de Barcelona este miércoles.
Ada Colau, a su salida del Ayuntamiento de Barcelona este miércoles.

La futura alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este miércoles al presidente de la Generalitat, Artur Mas, "que sea responsable y respetuoso con Barcelona" y que "no se comporte como el líder del partido que ha perdido las elecciones en la capital sino como jefe del Ejecutivo catalán". Colau ha asegurado que todavía no ha recibido la felicitación de Mas y le ha reprochado que no se haya mostrado "dispuesto a colaborar con el nuevo Gobierno de la ciudad".

Colau celebra que Trias haya parado un contrato con Telefónica de 3,2 millones

Ante la advertencia lanzada ayer por Mas de que Cataluña tiene graves problemas de tesorería, Colau ha manifestado que le parece "inaceptable utilizar el tema de la deuda de manera partidista". La líder de BComú ha advertido de que exigirá el pago de la deuda de la Generalitat con Barcelona (44 millones de euros) y que cuando sea alcaldesa pedirá una reunión con Mas "para ver cómo se devuelve el dinero".

Tras la reunión mantenida el martes con el cabeza de lista de ERC, Alfred Bosch, la futura alcaldesa de Barcelona, tiene previsto hacerlo este miércoles o mañana con el líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni. Un encuentro que también quiere celebrar con la CUP. La líder de la alianza que el domingo ganó las elecciones en Barcelona pero con solo 11 regidores, lejos de los 21 de la mayoría, ha explicado hoy que la formación no descarta ninguna fórmula de pacto con los otros tres partidos de la izquierda en el Ayuntamiento que se constituirá el sábado día 13. "Queremos explorar todas las posibilidades: gobernar en minoría, o la posibilidad de un pacto de gobierno". Y ¿con quién, con uno, dos o todos los partidos? "No tenemos nada decidido". ERC sacó cinco concejales, el PSC cuatro y la CUP, tres.

Colau ha comparecido en una masiva rueda de prensa en la puerta del Ayuntamiento tras reunirse con el secretario del consistorio, Jordi Casas, que le ha informado sobre cuestiones formales del traspaso. Mañana la previsible alcaldesa se reunirá con el alcalde saliente, Xavier Trias. En este sentido, Colau ha celebrado que, tras su alerta el lunes de que el consistorio estaba firmando contratos de última hora, Trias haya parado un contrato con Telefónica por 3,2 millones de euros, tal y como avanza este miércoles El Mundo. El alcalde en funciones anunció ayer que quiere protagonizar un traspaso modélico y que constituirá una mesa a tal efecto en la que no se aprobará nada sin el visto bueno de BComú.

La alcaldesa electa ha recordado que los empleados de Telefónica están en huelga contra sus condiciones laborales y que antes de firmar ningún contrato BComú "quiere negociar unas condiciones laborales mínimas y que la política del Ayuntamiento sirva para garantizar derechos".

Trias se reúne con ERC

CLARA BLANCHAR

Mientras Ada Colau ha iniciado una ronda de encuentros con ERC, PSC y CUP para lograr apoyos políticos que le permitan gobernar con cierta tranquilidad con solo 11 concejales, Xavier Trias, se ha reunido también este miércoles con Alfred Bosch aunque fuentes de ERC rechazan que se tratara de buscar un pacto contra Colau. Según fuentes próximas al primer edil, Trias  también se ha visto con el socialista Jaume Collboni, aunque el PSC lo niegan "rotundamente". "No ha habido ninguna reunión con Trias", aseguran los socialistas. En el Ayuntamiento explican que son conversaciones que se enmarcan "en la normalidad" y que durante estos días Trias "se ha visto, se está viendo y se verá con mucha gente". Durante toda la campaña y la misma noche electoral,  el alcalde ha repetido hasta la saciedad que es la lista más votada quien debe buscar alianzas para gobernar. "No haré ni inventos ni cosas raras", dijo Trias el domingo. Colau acogió las reuniones del alcalde con cierta sorpresa: "Serien pactos contra natura, además de una falta de respeto propio de la vieja política. He hablado con Bosch y Collboni y no están por este tipo de maniobras".