Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nube tóxica en la Canonja activa el plan de emergencia química

La fábrica de Nitricomax, que ya tuvo un escape en 2009, está en el origen de la emisión

Una avería en la planta de la compañía Nitricomax en la Canonja (Tarragonès) ha provocado esta tarde una nube tóxica que ha obligado a activar el Plaseqcat, el plan de emergencias exteriores del sector químico, y ha causado momentos de alarma y tensión entre los trabajadores y vecinos de la zona. El incidente se ha desencadenado sobre las cuatro de la tarde cuando los técnicos que estaban trabajando en la instalación donde se produce esencialmente ácido nítrico, han alertado de un escape de vapores en unas tuberías.

Rapidamente se han puesto en marcha los sistemas de emergencia de la planta, que consisten en cortar el ciclo productivo y activar cortinas de agua para disipiar los vapores y refrigerar los mecanismos. Según Protección Civil, para evitar una concentración de gases dentro de la planta se han desviado a la chimenea de la fábrica y este hecho ha sido el desencadenante de una llamativa nube anaranjada que se ha posado sobre el polígono industrial de la Canonja, una área donde operan diversas compañías químicas.

Efectivos de los Bomberos y personal sanitario han balizado la zona, manteniendo a las personas tan alejadas como fuese posible del lugar de la fuga. Fuentes de la compañía relatan que en el momento del incidente había cuatro operarios trabajando -la plantilla consta de 18 empleados- y que ninguno ha quedado herido ni se ha visto afectado por la inhalación de gases. Por su parte, Protección Civil sí ha informado que, de las 91 llamadas que ha atendido el teléfono de emergencias, al menos en tres casos se hacían constar afecciones respiratorias relacionadas con la inhalación de gases tóxicos. Se trata en todos los casos de vecinos del barrio de Bonavista, en Tarragona.

Los servicios de emergencia han sopesado la posibilidad de ordenar confinamientos con carácter preventivo pero los análisis del aire han descartado que los índices de toxicidad fueran lo suficientemente altos como para ser peligrosos para la salud.

Fuentes de emergencias informan que, aunque a menor escala, el suceso ha sido similar al que se vivió el pasado mes de febrero en Igualada (Anoia), cuando una explosión en una industria química obligó a confinar a casi 60.000 personas.

La empresa Nitricomax, del grupo Maxam, multinacional especializada en explosivos y servicios para la industria de defensa, está centrada en la fabricación de ácido nítrico, un producto que es usado en los fertilizantes y, entre otros, en procesos de limpieza de tanques para la industria alimentaria. La misma planta, que antes estaba operada por la compañía Ercros, ya provocó en 2009 un escape muy parecido al que se ha vivido hoy. Aquella vez le costó 60.000 euros de multa a la empresa por no avisar del incidente con suficiente inmediatez a las autoridades.