Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP obtiene en Málaga su peor resultado desde 1991

Málaga Ahora logra cuatro concejales y Ciudadanos entra en el Ayuntamiento con tres

Francisco de la Torre, tras las elecciones. Ampliar foto
Francisco de la Torre, tras las elecciones.

El Partido Popular ha sido la lista más votada en Málaga en las elecciones de este domingo, pero ha perdido la mayoría absoluta que encadenaba desde 1999 y ha obtenido su peor resultado desde 1991. La lista del alcalde, el popular Francisco de la Torre, que optaba a la reelección por cuarta vez, ha logrado 13 concejales, muy lejos de los 19 obtenidos en los comicios de 2011. El PSOE, con María Gámez al frente, repite los resultados de hace cuatro años con nueve ediles.

El PP se ha quedado a tres escaños de la mayoría absoluta (son necesarios 16 de los 31 que integran la Corporación municipal), justo los que ha obtenido Ciudadanos. La irrupción más notable en el Ayuntamiento es la de Málaga Ahora, la marca apoyada por Podemos y Equo, que se estrena en el panorama político local con cuatro concejales. Izquierda Unida, que ha concurrido a las elecciones con la denominación Málaga para la Gente, pierde un edil y se queda con dos.

La participación en la capital malagueña ha superado el 54%, inferior a la de hace cuatro años (55,59%). De la Torre es alcalde de Málaga desde 2000, año en que sustituyó en el sillón a Celia Villalobos cuando esta se convirtió en ministra de Sanidad. Villalobos obtuvo mayoría absoluta en 1999, después de un mandato en el que gobernó en minoría al no conseguir PSOE e IU ponerse de acuerdo en 1995 en la elección de un candidato de consenso. La configuración del gobierno local, por tanto, no estaba tan abierta desde hacía 20 años.

De la Torre, tras conocer los resultados, ha apostado por el “diálogo constructivo” y ha confiado en que el apoyo de Ciudadanos facilite la gobernabilidad en esta capital. Según ha contado el regidor, ha recibido una llamada telefónica de Juan Cassá, el candidato del partido de Albert Rivera, en la que este le habría expresado su opinión de que debe continuar al frente del Ayuntamiento y le ha dicho que respaldará las iniciativas que sean positivas para los malagueños. “No hemos quedado en más, a ver cómo se traduce esa llamada”, ha reconocido el regidor. Cassá sí ha adelantado que no ocupará ningún cargo de gobierno. “No venimos a buscar una silla (…) No voy a ser teniente de alcalde”, ha afirmado.

El PP se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta en Marbella, que gobierna durante toda la etapa posgilista, al obtener 13 de los 27 representantes en liza, y tampoco ha logrado un apoyo mayoritario en bastiones tan destacados como Torremolinos, donde ha sido la lista más votada, pero Pedro Fernández Montes ha cedido seis ediles y se ha quedado en 11. Ha perdido la mayoría absoluta después de dos décadas.

En la provincia de Málaga, es llamativo el caso de Alhaurín el Grande, donde el expopular Juan Martín Serón, el alcalde suspendido un año de su cargo por un caso de corrupción, ha sido el candidato más votado con 10 concejales con el partido independiente Por Alhaurín, solo uno de la mayoría absoluta.