_
_
_
_

Zapatero reivindica la herencia socialista y arremete contra Podemos

El expresidente aparece en un acto del candidato socialista Antonio Miguel Carmona: “El PSOE es la izquierda que se responsabiliza y afronta las dificultades gobernando”

Pablo León
Zapatero arropando al candidato socialista a la alcaldía, Antonio Miguel Carmona en el Parque del Capricho, cuando se entregó el programa del PSOE a los ciudadanos.
Zapatero arropando al candidato socialista a la alcaldía, Antonio Miguel Carmona en el Parque del Capricho, cuando se entregó el programa del PSOE a los ciudadanos.

"El día 24 votamos quién va a gobernar y para gobernar hay que haber demostrado ser partido de gobierno". Con estas palabras mostró su apoyo el expresidente Zapatero al candidato socialista a la alcaldía de Madrid este lunes. Además de elogiar la “hoja de servicios” de Carmona, Zapatero, desde el Parque del Capricho, reivindicó la herencia socialista.Y añadió en clara referencia a Podemos:  “El PSOE es la izquierda que se responsabiliza del país y afronta las dificultades gobernando".

Evitando las descalificaciones (“confíen en aquellos que ni presumen ni atacan o descalifican, porque no hay buena política en la descalificación; gobernar es construir, es proyectar, es marcar un rumbo, es movilizar las mejores energía de la gente en favor de un proyecto común”), el expresidente dio razones desde el estrado para votar a los socialistas: "Carmona quiere ser alcalde no para dar una patada a Aznar o a Aguirre sino porque quiere hacer cosas por Madrid”, dijo ante el centenar de personas que se concentró en el parque.

Durante el acto -Zapatero lleva varios días recorriendo ciudades apoyando la campaña socialista de las municipales y autonómicas- Carmona ha presentado el programa que marcaría su acción de Gobierno si llegase a la alcaldía de la capital. Un sondeo, de Metroscopia y publicado ayer por EL PAÍS, deja a los socialistas en tercera posición en Madrid: “Las tripas de las encuestas nos dan mensajes optimistas; tenemos opción de gobernar”.

Insistiendo en la función vertebradora de España del PSOE, “hemos transformado un país muy conservador en uno muy progresista”, Zapatero ha dicho que los pilares del Estado del Bienestar los han sentado los socialistas. “El único programa del PP es la herencia", ha dicho, incidiendo en el silencio que ha protagonizado desde que dejó el Gobierno: “Cuatro años después hay 700.000 ocupados menos; 600.000 personas menos recibiendo prestación o 1,3 millones de personas más sin ingresos. Esa es la gran recuperación”.

Tras recibir el aplauso y las odas de los seguidores, Zapatero ha dicho que Madrid “necesita y se merece un cambio, un cambio de gobierno; Madrid merece un alcalde como Antonio Carmona”. Con respecto a los pactos, Zapatero ha dicho que el PSOE sale a ganar. Al finalizar el acto, un grupo de estudiantes ha retenido al expresidente que caminaba junto al candidato: querían un autógrafo de ZP.

Las propuestas de Carmona

El candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, se queja de que en esta campaña las únicas propuestas que oye son las suyas: "Parece que el resto de partidos tienen candidaturas más personalistas".
Siguiendo el inesperado mantra 'Pim Pam Propuesta', Carmona ha ido presentando, a un ritmo frenético, las ideas con las que quiere llegar al Ayuntamiento de la ciudad. Para luchar contra la corrupción y el fraude quiere crear una Oficina Antifraude, que se encargará de la revisión de todas las decisiones políticas adoptadas por la Corporación. Además, se ha comprometido a apartar de sus funciones a cualquier imputado por corrupción.

"Quieren [el PP] privatizar la EMT y la vamos a salvar", dijo hace unos días al firmar un documento en el que se comprometía a reforzar el carácter público de la entidad así como a crear un abono superreducido. En estos días también ha mostrado su intención de que Madrid sea una ciudad con "desahucios cero y libre de fondos buitre" y la de subir el IBI a las viviendas vacías, en manos de bancos o del Sareb. El IBI general, por contra, quiere bajarlo así como las tasas de escuelas, polideportivos y piscinas y se propone eliminar el copago de la teleasistencia.

También quiere crear un impuesto para los bancos, por instalar sus cajeros en la vía pública y expropiar de manera temporal las 40.000 viviendas en manos de las entidades financieras para destinarlas al alquiler social. "Se necesita un plan de choque urgente para crear empleo", reconoce el candidato. Así quiere crear 65.000 puestos de trabajo, procedentes de la rehabilitación de 120.000 infraviviendas.

Otra medida que considera urgente es la limpieza de la capital: "Madrid limpio en seis meses". Un objetivo que conseguirá a través de la revisión de los contratos y el aumento de las inspecciones a las empresas que lo gestionan.

El eje de su acción cultural lo basa en consolidar Madrid como capital del español en el mundo, con nuevas instalaciones –el denominado Palacio del Español, que construiría en el antiguo Mercado de Legazpi–, y guiños y apoyos al cine, favoreciendo que se rueden películas en la ciudad, y al teatro. El lunes, a una semana de las elecciones, desde el Parque del Capricho presentó su programa con todas las medidas que quiere realizar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pablo León
Periodista de EL PAÍS desde 2009. Actualmente en Internacional. Durante seis años fue redactor de Madrid, cubriendo política municipal. Antes estuvo en secciones como Reportajes, El País Semanal, El Viajero o Tentaciones. Es licenciado en Ciencias Ambientales y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Vive en Madrid y es experto en movilidad sostenible.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_