Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
gipuzkoa

PP y PSE avanzan a Olano que no tendrá sus votos para echar a Bildu

Los nacionalistas se quedan sin aliados para competir con la coalición 'abertzale' por la Diputación guipuzcoana

Xabier Olano (EH Bildu), Denis Itxaso (PSE) y Juan Carlos Cano (PP) participan este martes en un debate.
Xabier Olano (EH Bildu), Denis Itxaso (PSE) y Juan Carlos Cano (PP) participan este martes en un debate.

El PP y los socialistas de Gipuzkoa arruinaron este martes las aspiraciones del candidato del PNV Markel Olano de hacerse con el gobierno de la Diputación incluso si no gana las elecciones forales del 24 de mayo. Markel Olano no tiene en estos momentos ningún aliado para competir con EH Bildu en la futura sesión de investidura. Los populares le han vetado tras ser reprobado por su responsabilidad política en el caso Bidegi. Solo apoyarían al PNV si cambia de candidato. Y el PSE considera que Olano está “desacreditado para ser alternativa” a la coalición abertzale por haber dejado gobernar a Martin Garitano durante estos cuatro años de legislatura. 

El juego de alianzas postelectorales se complica en Gipuzkoa a solo dos días de comenzar la campaña. El empeño que el PNV de Gipuzkoa muestra ahora por recuperar la Diputación foral, aun no siendo la lista más votada el 24-M, se ve frustrado por el boicot que PP y PSE han anunciado al candidato peneuvista y su formación.

El número dos del PP guipuzcoano, Juan Carlos Cano, candidato a diputado general en este territorio, vetó ayer a Markel Olano como futuro mandatario. Fue tajante al negar su apoyo al PNV mientras no cambie al candidato, incluso aunque esta posición suponga que EH Bildu vuelve a gestionar la institución foral.

Los socialistas ven a su rival del PNV “desacreditado para ser alternativa”

Los populares se han mostrado especialmente beligerantes con el PNV en el tramo final de la legislatura, sobre todo durante la comisión de las Juntas Generales que ha investigado el presunto fraude de la sociedad pública Bidegi en las obras de la autopista AP-1 (Eibar-Vitoria), que investiga un juzgado de Azpeitia. El PP sumó sus votos a los de Bildu para reprobar la actuación de Olano y Eneko Goia (candidato del PNV a la alcaldía de San Sebastián) al frente de la Diputación. Estos partidos responsabilizaron a ambos de la supuesta malversación de 13,4 millones de fondos públicos, una cantidad que al parecer cobraron las constructoras por trabajos no realizados.

Cano sostuvo este martes en un encuentro con periodistas que su partido está dispuesto a colaborar con el PNV para que la coalición abertzale no repita al frente de la Diputación, pero precisó que no lo hará si Markel Olano es el candidato. El dirigente popular recordó que Olano era el presidente de Bidegi cuando se produjeron los hechos, que a su juicio presentan todas las señales de ser un caso de corrupción. “Nosotros no hemos presentado a diputado general a [Rodrigo] Rato”, manifestó.

El dirigente popular no concretó si su veto a Olano se trasladará también al candidato del PNV al Ayuntamiento donostiarra, Eneko Goia, quien también figura entre los responsables políticos del caso Bidegi.

Tanto el PP como el PSE cierran la puerta a una alianza con el PNV tras los comicios. Sin llegar a vetar a Olano de un modo tan explícito como hizo Cano, el candidato socialista al mismo cargo, Denis Itxaso, también rechazó la mano tendida de los nacionalistas para desbancar a EH Bildu de la institución foral. Itxaso consideró “imperdonable en términos políticos” la decisión del PNV de “sostener los gobiernos de Bildu en la Diputación y en los ayuntamientos” guipuzcoanos.

El popular Cano implica al candidato peneuvista en un caso de corrupción

“Esa estrategia ha resultado irresponsable y pusilánime, porque se ha prolongado durante los cuatro años a pesar de los signos de deterioro y agotamiento del territorio”, aseguró al presentar su campaña electoral bajo el lema ¡Levántate para levantar Gipuzkoa!

Itxaso opinó que Olano está “desacreditado para erigirse en alternativa” a EH Bildu por sus “estrategias calculadas” que “quiere corregir” a menos de un mes para las elecciones. El representante socialista culpó de esta situación a Olano y al presidente del partido en Gipuzkoa, Joseba Egibar.

Populares y socialistas han tratado en varias ocasiones durante el presente mandato de desalojar a Bildu de la Diputación guipuzcoana mediante una moción de censura contra Garitano, pero todos los intentos fracasaron al no contar nunca con el apoyo del PNV para presentar la remoción del Gobierno foral.

“Ahora el PNV dice que está dispuesto a hacer pactos para gobernar si no son primera fuerza, y lo hacen obviando la más mínima autocrítica por no haberlo querido hacer durante cuatro. Hay errores que se pagan muy caros, y he de decir alto y claro que no se puede uno fiar del PNV a estas alturas”, señaló Itxaso, quien restó legitimidad a Olano “por haber permitido este desaguisado”.

Le acusó de dedicarse esta legislatura “a comer uvas como un patricio mientras veía impasible cómo ardía Roma, y eso es imperdonable”. “Tendrán que explicar porque ahora sí y hace cuatro años, o tres años, o dos años, no”, dijo Itxaso en referencia al PNV.