Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ancianos impedidos denuncian maniobras del PP para acarrear votos

El PSdeG de Amoeiro acude al juzgado para que investigue los hechos

Sergio y Felisinda, un matrimonio de ancianos de una aldea de Amoeiro (Ourense), recibieron hace unos días, a media tarde, la visita de dos trabajadoras del servicio municipal de ayuda a domicilio. Nada parecía extraño hasta que las dos empleadas públicas —una es candidata del PP y otra hermana de un candidato— explicaron que iban a “pedirles el voto” y a recordarles que “ellas mismas se arreglaban para llevar después el voto y hacer todos los trámites”. Y es que, según describen, durante la cita trataron de convencerles para que delegasen su voto por correo.

 “Nos dijeron que un notario vendría a casa y que no tendríamos que pagar nada”, relata Felisinda. Su esposo no quiere votar a nadie en las municipales. Ni siquiera quiere salir de su casa. Pero las dos mujeres “insistieron” para que vaya a votar, recordándole que “llevarían un notario a casa” a fin de que delegasen su sufragio. La hija del matrimonio se topó de bruces con la extraña escena cuando una de las mujeres respondió al teléfono de sus padres.

Según una denuncia presentada por el PSdeG, esta supuesta estrategia para acarrear votos de ancianos impedidos fue replicada en un geriátrico de este municipio del área urbana de la ciudad de Ourense. María Manuela, la administradora de la residencia, detalla que las dos empleadas se reunieron con ella para ofrecerle “certificados de que los abuelos no son válidos para ir a votar” firmados por un médico casado con una candidata del PP. “Me dijeron que tenían ellos un notario para venir aquí y coger los votos de los que tienen a las familias fuera. Luego yo misma podría entregarlos en Correos”, asevera. Además, el trámite les saldría gratis porque, según explica, las dos intermediarias le recordaron que su notario era gratis mientras que otros cobran 50 euros.

Ambos testimonios han sido documentados por el alcalde de Amoeiro, el socialista Rafael Rodríguez, mediante vídeos que ya obran en poder de la junta electoral, junto a una extensa denuncia en la que narran “la trama y prácticas caciquiles del clan Baltar” para intentar recuperar el gobierno local. El PSdeG señala directamente al presidente del PP en la provincia, ya que el número uno de los conservadores en este municipio, José Sampayo, es también asesor del Grupo popular en la Diputación. “Parece imposible que algo así pase en el siglo XXI, porque es repugnante. Fueron a la residencia a la caza del voto usando cualquier método”, insiste el regidor mientras alerta de la posible generalización de esta práctica, ya que las denunciadas prestan ayuda a domicilio en unas 30 viviendas. Los testigos aseguran que en las visitas también estaba presente una auxiliar administrativa del Ayuntamiento que ocupa el número tres de la lista del PP.

El PP de Ourense, a través de un comunicado, niega los hechos y acusa al alcalde de querer desviar la atención: “Se está utilizando de un modo espurio e inhumano a una pareja de personas de avanzada edad” en una “campaña de desprestigio orquestada” por el PSdeG de Amoeiro con “el fin de desviar la atención”. Para los populares, los vídeos de la denuncia son “espectaculares” pero “eso es todo” ya que “no hay pruebas más allá de las declaraciones recogidas estratégicamente en una grabación ensayada y dirigida”. El líder del PP en Amoeiro reitera que “en ningún momento pidió el voto ni ofreció poner en marcha ninguna rocambolesca operación para conseguir sufragios”.