Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUCHA SINDICAL

Primero de Mayo, lo primero trabajo

Los sindicatos coinciden, aunque divididos, en la demanda de trabajos estables y de calidad.

Reclaman que la recuperación económica no se quede solo en el beneficio y exigen la negociación colectiva para volver a redistribuir las rentas.

ELA justifica la conflictividad social en la actual coyuntura

Adolfo Muñoz en el discurso que ha ofrecido antes de la marcha por la Gran Vía
Adolfo Muñoz en el discurso que ha ofrecido antes de la marcha por la Gran Vía

Realidad social frente a optimismo electoral. Los sindicatos vascos han aprovechado la celebración del Primero de Mayo para poner blanco sobre negro que la realidad laboral vasca se aleja sustancialmente de los mensajes optimistas que se suben al barco de la recuperación económica, del fin de la crisis, y de unas previsiones de crecimiento del PIB, por encima de lo previsto. ¿Éxito? se preguntan los sindicatos. Con más de 160.000 parados en Euskadi, de los que 100.000 ya no reciben ninguna prestación, con la mayoría de los nuevos puestos de trabajo precarios y por horas, y con una perspectiva laboral muy negra para los jóvenes y los mayores de 50 años.

La Gran Vía de Bilbao se ha llenado de banderas, pancartas y discursos de los principales líderes sindicales vascos, salvo el de la secretaria general de LAB, que eligió este año Vitoria para estar con sus delegados y afiliados. Pese a la división de las cuatro fuerzas sociales más representativas, ELA y LAB por una parte, y CC OO y UGT por otra, la mayoría de los mensajes fueron coincidentes.

El conflcito para

defender las condiciones

de trabajo

 El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha reclamado a las administraciones vascas políticas que "recorten las desigualdades sociales" y ha defendido el "conflicto social" para denunciar "las injusticias" que existen. Detrás de pancartas en las que podía leerse 'Prekarietareari ez!' (No a la precariedad) y 'El sindicato nos hace más fuertes' ha defendido que . Según fuentes de ELA, cerca de 10.000 personas se han sumado a la movilización. La jornada ha comenzado con un mitin a cargo del secretario general, Adolfo Muñoz, en el que ha advertido de que el "conflicto social es una consecuencia de las injusticias". Para el lider de la mayoría sindical "las administraciones vascas están aplicando las políticas del FMI", y "están siempre con la patronal". En su opinión no hay "ninguna razón" que justifique que los sindicatos se sienten en unas mesas de diálogo que calificó de "teatro". Para Txiki Muñoz la crisis ha puesto de manifiesto "la inutilidad del sindicalismo burocrático" pero la necesidad de un sindicalismo que utilice el conflcito para evitar, "el imperio del capital".

Los sindicatos CC OO y UGT de Euskadi se han manifestado en Bilbao para pedir el rescate que de las familias, de los trabajadores y de los ciudadanos. Además han instado al Gobierno vasco a que "deje de encararse con los sindicatos" y ponga fin a toda clase de recortes que esté aplicando. En la marcha, que ha partido a las once y media de la mañana del Sagrado Corazón, han participado la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, y los alcaldes socialistas de Ermua, Carlos Torotika, de Portugalete, Mikel Torres, y de Barakaldo, Alfonso García, así como el candidato a la Alcaldía de Bilbao, Alfonso Gil.

La austeridad y sus políticas no nos sacan de la crisis", ha dicho Sordo

Unai Sordo, ha indicado que el lema de la pancarta, 'Así no se sale de la crisis. Pertsonak lehenik', "sintetiza lo que queremos reivindicar este Primero de Mayo en el que estamos viviendo una auténtica pugna ideológica por la riqueza y por el poder en la sociedad, al hilo de la supuesta salida de la crisis". Sordo ha denunciado "una pugna ideológica que pretende decir que las políticas de austeridad son las que están permitiendo el crecimiento económico, una pugna por el poder con la que pretenden debilitar al movimiento sindical y, por tanto, la organización de los trabajadores, y una pugna por la riqueza a través de debilitar los servicios públicos, las prestaciones sociales y los salarios de la gente". Según ha advertido, el sindicalismo "va a estar en esa batalla" porque "aspira a una distribución de la riqueza más justa a través de más y mejores salarios y a través de redes de protección social". Sordo ha considerado que el sindicalismo "tiene un papel fundamental que jugar para tener una sociedad más justa y más cohesionada, para recuperar prestaciones y servicios públicos, para recuperar salarios a través de la negociación colectiva, y para hacer frente a esta involución democrática que supone, por ejemplo, la Ley mordaza o el intento de encausar a muchas personas por el ejercicio del derecho a huelga".

No compro el discurso de la recupertación", ha criticado Etxaide

Etxaide, ha advertido de que no ayudará a "consolidar" un modelo económico que condena a los trabajadores a la "pobreza" y ha asegurado que medidas como el establecimiento de los 1.200 euros como referencia de los salarios, la jornada laboral de 35 horas y unos servicios sociales universales, son mucho más "sostenibles" que un sistema que facilita la acaparación de la "riqueza" por unas minorías privilegiadas. La secretaria general de LAB ha advertido de que no está dispuesta a "comprar" el discurso sobre la recuperación, porque la mejoría de los datos macroeconómicos está basada en unas reformas que configuran un modelo construido sobre la "explotación laboral" y que condena a la mayoría a la "pobreza".

Antes de iniciarse la manifestación en Bilbao, el secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, ha rechazado "con rotundidad y claridad" las "políticas de austeridad que han puesto en marcha todos los gobiernos, que no nos han traído más que más paro, más desigualdad, más precariedad, menos salarios y menos protección social". Según ha dicho, "está claro que estas políticas no han servicio para solucionar la crisis y eso es lo que queremos denunciar hoy aquí, que así no salimos de la crisis". Tras señalar la necesidad de "cambiar las políticas de austeridad y recortes que han aplicado los gobiernos", ha denunciado "ese tipo de políticas que han resultado fracasadas en toda Europa". "No tenemos más que ver los datos que tenemos en Euskadi a lo largo de estos años, ha crecido el desempleo en más de 26.000 personas, más del 50% de los desempleados llevan ya más de dos años en desempleo y un porcentaje muy importante, casi 100.000 trabajadores, ya no cobra ninguna prestación", ha recordado.