Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de Jerez rebasa los 1.000 millones pese al superávit

El gobierno local de García Pelayo cierra 2013 con 35 millones de euros de beneficios

María José García Pelayo.
María José García Pelayo.

La deuda del Ayuntamiento de Jerez (Cádiz) y sus empresas es de 1.013 millones de euros. Es el dato de finales de 2013, el último ejercicio liquidado en el Consistorio. El gobierno municipal ha dado ahora a conocer el resultado presupuestario de esa anualidad que, a pesar del descomunal déficit histórico que arrastra, es el mejor en muchos años. Un avance muy celebrado por el gobierno local en una de las 110 Administraciones locales intervenidas por el Ministerio de Hacienda por su asfixia económica.

Según avanzó este martes la alcaldesa María José García Pelayo (PP), la deuda se ha reducido en 2013 en ocho millones de euros, gracias a un superávit presupuestario de 35,3 millones. El gobierno local del PP ha conseguido invertir la tendencia y es que desde que llegó a la alcaldía en 2011 la deuda municipal ha aumentado en 55 millones de euros. Si en 2011, cuando García Pelayo llegó al Consistorio tras los socialistas, el PP denunció que se había encontrado en el Ayuntamiento y sus empresas una deuda global de 958,7 millones de euros, a 31 de diciembre de 2013, el monto del déficit llega ahora a los mencionados 1.013 millones.

La alcaldesa y su equipo se han centrado en subrayar los datos que arroja el último año analizado. El anunciado superávit presupuestario de más de 35 millones de euros se da, fundamentalmente, por una reducción en el capítulo de personal de 11 millones de euros y un ahorro en bienes corrientes y servicios públicos de 27 millones. Frente a estas bajadas, se registra un incremento de los gastos financieros por los intereses de los créditos ICO del plan de pago a proveedores, que arrojaron un repunte de 13 millones.

El problema de las cuentas de 2013 es el denominado déficit de estabilidad financiera, cifrado en 15 millones negativos. Este déficit indica que pese al resultado positivo de la liquidación del presupuesto, el Ayuntamiento no genera aún los ingresos suficientes para afrontar su deuda histórica financiera.

La alcaldesa avanzó que la tendencia positiva se mantendrá en 2014 con una nueva reducción de la deuda que, según las previsiones del área económica, quedará en 999 millones. Para la regidora, los datos de la cuenta general de 2013 han permitido “normalizar” el Ayuntamiento y “recuperar la credibilidad de bancos y proveedores”. “El Consistorio ha dejado de ser un problema para la recuperación económica de la ciudad. Es la primera vez en la historia de este Ayuntamiento que liquidamos las cuentas con un superávit real”, concluyó Pelayo.

El gobierno local, que aún no ha explicado por qué no ha presentado hasta ahora la liquidación presupuestaria de 2013, avanzará a la oposición el estado financiero del holding municipal el lunes en una comisión especial de cuentas.